sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
18 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Las viudas de las selecciones juveniles: todos contra Marín y la AFA

0
Comentarios


La decisión de poner a Claudio Úbeda como entrenador del combinado sub-20 desató la furia de los técnicos que presentaron proyectos en la Asociación del Fútbol Argentino. ¿Qué rol jugó Fernando Marín en la elección?

Las viudas de las selecciones juveniles: todos contra Marín y la AFA
Foto:

Quizás por el celeste y blanco, las selecciones juveniles empiezan a parecerse a Racing. Acéfalas durante los últimos meses, se llenaron con figuras vinculadas al club de Avellaneda. No es un camino improvisado. El cerebro de las designaciones es Fernando Marín, el hombre fuerte del Gobierno en el Fútbol Para Todos, con fuerte ascendencia sobre la frágil Comisión Normalizadora.

Marín participó de la reunión con Edgardo Bauza cuando lo entrevistaron para conducir a la seelección mayor. Marín eligió a Miguel Micó para conducir a la Sub 17. Micó y Marín se conocen bien. Cuando el empresario gerenció a la Academia, Micó se ocupaba de coordinar las inferiores. Su trabajo dio frutos jugosos: Maxi Moralez, Sergio Romero, Claudio Yacob y Hernán Barcos fueron algunos de los jugadores que produjo Racing bajo su dirección. El formador presentó una de las 44 carpetas que recibió AFA en el casting improvisado para armar los cuerpos técnicos de las juveniles. Es, sin duda, un experto.

LEA MÁS:

      Embed

En cambio, Úbeda, no: no es experto, no presentó ningún proyecto. Probablemente ni siquiera aspiraba a dirigir a la selección juvenil más importante de AFA. Racing, en 2001, salió campeón con Marín conduciendo el club. Sifón, capitán del equipo, tenía un vínculo directo con el hombre que creo Blanquiceleste S.A y huyó como un conejo asustado cuando sintió la presión popular. La trayectoria de Úbeda como entrenador es un cuaderno con algunos garabatos. Dirigió a Huracán, y le fue mal. Estuvo en Independiente Rivadavia y Boca Unidos, y le fue mal. Probó suerte en Magallanes, en Chile, y le fue mal. Fue ayudante de campo de Reinaldo Merlo durante su última etapa en el club, y les fue mal. No se recuerda ningún gesto de los equipos de Úbeda. Desde enero se ocupó de la reserva de Racing, y consiguió el tercer puesto. Sonó para reemplazar a Facundo Sava, a quien reemplazó interinamente. Quedó en eso: un ruido.

El triángulo Marín, Mauricio Macri y Armando Pérez, una figura cuyo poder reposa más sobre Casa Rosada que sobre la misma AFA, está entre las cejas de todos los técnicos que planificaron un proyecto serio para las juveniles. Claudio Vivas, un especialista en la formación de futbolistas, acusó a la AFA de "seguir poniendo en juego el futuro del fútbol argentino". Pancho Ferraro, campeón del Mundial Sub 20 en Holanda 2005, dijo que "está claro que no leyeron la carpeta que entregué". Adrián Domenech, coordinador de las inferiores de River entre 2012 y 2013, cree que "se eligió por nombres, no por ideas". Ariel Paolorossi, quien se ocupó de conducir al Sub 20 en un torneo en España a mediados de año, piensa que "suena raro lo que pasó".

Mientras tanto, dentro de tres meses, el Sub 20 tendrá que afrontar el Sudamericano de Ecuador. Por historia, está obligado a conseguir una de las cuatro plazas al Mundial de Corea del Sur. Y está obligado, también, a no pasar más papelones: la última participación, en 2015, acabó con una eliminación en primera rueda contra Ghana, Austria y Panamá. El desafío lo encabeza un hombre que ni siquiera se esforzó en presentar un proyecto, un tipo que parece haberse encontrado con la oportunidad de su vida.

      Embed

Comentarios Facebook