jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
20 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Mientras cocinan el estatuto, Tinelli muestra la cuchara

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


Desde la Normalizadora calculan que para febrero estará lista la herramienta necesaria para convocar a elecciones, en las cuales el famoso conductor y vice del Ciclón sueña con ser el candidato de la unidad.

Mientras cocinan el estatuto, Tinelli muestra la cuchara
Foto:

La intervención de la FIFA en la AFA tiene tres objetivos fundamentales: el reordenamiento financiero de la entidad, la reforma del estatuto y el llamado a elecciones. Los últimos dos puntos van de la mano ya que la reestructuración del funcionamiento será estrenada por quien gane las elecciones una vez que sean convocadas. Claro que los tiempos y el pedido de elecciones es un hecho consumado por el Ascenso que lo solicitó ante la FIFA, la Inspección General de Justicia (IGJ) y el propio Comité Normalizador, aunque no es posible elegir al nuevo presidente sin un nuevo estatuto. Y ese nuevo documento, contendrá una serie de innovaciones que marcarán a fuego al fútbol argentino del futuro.

Como serán los normalizadores los que hagan el trabajo sucio de marcar las reglas, quienes sean candidatos no se "mancharán las manos". Si aprendieron la lección, no se expondrán a otro 38-38 y Marcelo Tinelli sueña con ser el presidente elegido por unanimidad. En buenas migas con sus antiguos detractores como Claudio Tapia y Hugo Moyano, los allegados al famoso conductor de TV creen que puede tener ahora luz verde para cumplir su sueño de presidir AFA.

Optimistas para febrero

"Siendo optimistas en febrero podría estar en el estatuto final. Va a haber mucha resistencia, pero es el estatuto que manda FIFA", admite un normalizador que trabaja en la tarea. Si bien el nuevo estatuto tendrá aspectos relacionados al números de asambleístas y reducción de representantes en la toma de decisiones que reemplazará al viejo comité ejecutivo, tendrá requerimientos que deberán adoptar los clubes para poder competir. En el actual, los clubes tienen una serie de requisitos para competir, relacionados con los terrenos de juego, capacidad de tribunas y plateas y sus materiales: gradas, maderas o cemento. El paso del tiempo únicamente le sumó el sistema de monitoreo por circuito cerrado y algunas relacionadas con los accesos y salidas de emergencia.

A partir del próximo torneo, existirán otros más exigentes que determinarán la posibilidad de competir, o no. Un club estará sometido a una serie de puntos que un área de la AFA determinará si son cumplidos: de ellos dependerá si está habilitado para la competencia. Igual que solicitar una licencia para conducir: no todos los aspirantes consiguen el carnet para sentarse detrás del volante.


LEA MÁS:

      Embed

El factor edilicio será fundamental: tribunas, plateas y capacidades para espectadores sentados, accesos que permitan una rápida y ordenada descongestión y control preventivo para los ingresos. Otro punto sensible será el financiero. Aunque el artículo quinto del actual estatuto ya lo determina, el aspecto económico será central y las deudas serán castigadas de manera diversa: con quita de puntos, descensos e imposibilidad de reforzarse. Las auditorías serán ineludibles y se estipularán áreas para ser profesionalizadas con personal rentado.

"Es el primer paso para gerenciar el fútbol y volcarlo a las sociedades anónimas", advirtió al ser consultado por DIARIO POPULAR Mario Giammaría, titular de la liga rosarina de fútbol, único asambleísta que en diciembre se negó a votar en favor de la creación de la Super Liga.

Serán los clubes, a través de sus asambleístas, quienes lo aprueben. Y serán los 75 nombrados el año pasado -con mandato hasta diciembre de este año- quienes tendrán la responsabilidad y la última vez que una decisión de la AFA resulte tan multitudinaria. "Bueno, no tiene que ser por mayoría absoluta. Hay otro tipo de mayorías para aprobarlo", admite Carolina Cristinziano, secretaria general del comité, al ser consultada por DIARIO POPULAR.

Si el optimismo de la fuente consultada se cumple y en febrero hay un nuevo estatuto vigente, se convocará a elecciones y en 90 días los clubes deberán adecuarse a las nuevas reglas y votar un presidente.

      Embed


Comentarios Facebook