jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Viva la pesca
20 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Festival de tarus en kayak en la laguna El Burro

0
Comentarios


Esta vez no tomaron señuelos, pero con boyas plop Doble T y cebos naturales, las activamos moviendo la línea despacio y aprovechando el ruido del rattlin de los flotadores. El kayak hizo la diferencia.

Festival de tarus en kayak en la laguna El Burro
Foto:

Venimos contando en El Pique al Día que del corredor de Ruta 2, laguna El Burro, es la mejor para pescar tarariras. Y fuimos a corroborarlo haciendo una exitosa pesca en kayaks Rocker, que nos permitieron una aproximación sigilosa a los mejores lugares de pesca sin espantar a las dientonas.

En compañía de Hernán Fernández pudimos pescar apenas tres horas dado que el tiempo estaba bastante inestable y se anunciaban tormentas después del mediodía. Esas condiciones de baja presión y amenaza de lluvias son, justamente, muy favorables para pescar tarariras por lo que no nos amedrentamos. Tras llegarnos hasta el km 135 de la Ruta 2 donde entramos al Club de pesca El Burro, la primera impresión fue que la laguna estaba muy linda, bien de agua, y con la siempre cordial atención del Vikingo Diego Brazda, encargado del lugar, que en la semana también es guía de pesca para la gente menos experta. Diego es gran conocedor de su ámbito y es buen contar con sus servicios para quien no conoce la laguna.

Sabiendo que estaba malo el clima y se venía la tormenta, llevamos de apoyo un bote con un motor, ya que la pesca que íbamos a practicar era de kayak fishing. Visitamos la costa del vasco y la parte de la costa del alemán, siempre desde arriba de los kayak, ya que a los dueños de los campos de estos lugares mencionados no les gusta que bajen a la costa (hay que tenerlo en cuenta). Estas costas barrosas nos dieron la mejor pesca, usando líneas de boyas en formato plop y convencionales de la línea Doble-T con rattlin, sonajero que activó a las taruchas. Como carnada se usó filet de pejerrey, dientudos y algunos mojarrones encarnados en anzuelos 5/0 y 6/0. Los equipos utilizados fueron cañas de spinning de 2.10 m Tech y Spinit, con reeles de las mismas marcas con multifilamento para tener mejor clavada. Con señuelos, no hubo respuestas.

Arrancamos con Diego en el bote y Hernán y Juan Ricardo en los kayaks individuales Rocker One, entrando sin ruidos a los lugares a testear, claritos cerrados entre juncos y con una profundidad de 70 a 90 cm. La idea era tirar la línea plop de tamaño muy pequeño contra las paredes de juncos y en pequeños movimientos y golpes con la caña provocar un poco de ruido en el agua, como para activar el lugar. Ya en la entrada elegida para comenzar los primeros tiritos tuvimos varias capturas de taruchones de 2 kilos que nos motivaron para la jornada que todavía teníamos por delante

Lo que más rindió fue pescar en claros, pero de la parte de afuera, ya que desde la costa a los claros no teníamos actividad. Diego tuvo un pique muy lindo, pero se cortó la línea y perdió su primera tarucha, pero luego tuvo revancha y se lució cobrando unas cuantas, siempre activándolas con movimientos lentos

Juan Ricardo metido entre unos juncos clavó una muy linda que la disfrutó un rato largo y se acercó al bote para sacar fotos y reponer una pinza que se le había caído al agua. Algo muy importante para la pesca en kayak es tener el equipo siempre sujeto para no perder nada ya que, con la emoción de la pesca y la adrenalina de los sucesivas capturas, uno se olvida de todo.

Importante: tener un buen copo, pinza y boga grip, para manipular las piezas fuera del agua velozmente y facilitar su devolución.

Después clavamos unas 4 o 5 más, una muy buena de 2,700 kilos y ya cerca del mediodía, cuando en vez de la tormenta salió el sol, decidimos volver a Baires y continuar con el trabajo.

      Embed

Te puede interesar

Comentarios Facebook