jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
23 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Luciana Rubinska: “No hay que dejar de soñar”

Sergio Pjaseczny
0
Comentarios
Por Sergio Pjaseczny


La periodista apunta que la mujer “no debería privarse de hacer lo que le gusta, luchar por lo que cree, ser madre y tener anhelos”. Y dice que su lado masculino es muy visible porque, “tengo muy internalizado que las decisiones pasan por mí y eso, al parecer, es territorio de ellos”.

Luciana Rubinska: “No hay que dejar de soñar”
Foto:

Se define como una persona equilibrada tanto psíquica como anímicamente. Respeta sin cuestionamiento el orden jerárquico en materia laboral. Se sabe una buena persona. Cuando se mira al espejo ve a una persona feliz. Habla Luciana Rubinska, una mujer que está super entrenada para nadar en la dificultad.

l ¿Ante qué personas se pone de pie?

-Me pongo de pie ante los apasionados por su trabajo; los que pugnan por justicia y ante las personas íntegras y, sobre todo, ante los luchadores.

l Anímica y psíquicamente, ¿cómo se define?

-Como una persona estable y equilibrada.

l En general, ¿pide permiso o arremete?

-Pido permiso.

l ¿Cuándo cree que vale la pena arremeter?

-Cuando estoy muy convencida de una opinión y cuando la intuición me induce a arremeter o jugarme un poco más ante una determinada situación.

l Cuando se mira al espejo, ¿qué ve?

-Veo a una persona feliz que luchó mucho por ocupar el lugar que hoy tiene, que batalló para construir una imagen con prestigio; veo a alguien que hace lo que le gusta, que lo valora y lo disfruta plenamente y, por sobre todas las cosas, veo a una persona libre.

l ¿Cuándo siente que la tapa el agua?

-Cuando mis hijos se portan mal y tengo que llevar adelante la casa, hacer las compras y la comida, ocuparme de la ropa, del trabajo y de distintas obligaciones burocráticas. Ahí siento que el agua me tapa un poco.

l -Sabe nadar en la dificultad?

-Sí. Estoy entrenadísima.

l ¿Por qué cree que vale la pena vivir a su lado?

-Porque soy compañera, porque tengo buen humor, porque soy bastante simple y no tengo grandes pretensiones.

l Para orientarse en la vida, ¿necesita un GPS?

-No, me oriento con naturalidad. En general, me guío por la intuición, pero la razón forma parte de mi orientación.

l Actuar bajo presión, ¿qué saca de usted?

-Depende de qué caso se trate y de qué tipo de circunstancias esté atravesando. Te diría que en el orden profesional, saca lo mejor. En lo personal, no me molesta actuar bajo presión, pero me genera más disconformidad que en el ámbito profesional.

l ¿Cómo cree que se desenvuelve en el aspecto social?

-Soy super sociable. Me encanta estar con gente. Me gusta mucho vincularme con los demás. En mi casa siempre hay amigas o familiares. Lo disfruto intensamente. No sé vivir de otra manera.

l ¿Qué imagen cree que tienen los demás de usted?

-Creo que asocian mi imagen a la simpatía, al entusiasmo y a la perseverancia. Mi mamá dice que soy algo insoportable y que, por momentos, hablo mucho. Mis compañeros de trabajo, sostienen lo mismo, pero ellos también hablan bastante (risas).

l ¿Qué imagen le gustaría que tengan los demás de usted?

-La de ser una buena persona.

l ¿Y por qué podría decir que es una buena persona?


-Porque intento ayudar a los demás en la medida de mis posibilidades; porque no tengo dobles intenciones; porque trato que el otro esté a gusto y porque siempre le extiendo mi mano al prójimo.

l Describa una imagen que para usted represente la felicidad.

-La sonrisa de mis hijos. Esa imagen simboliza mi felicidad.

l ¿Qué le da pena inevitablemente?

-La injusticia social.

l ¿Con qué no se puede joder?

-Con el otro.

l ¿Qué respeta sin cuestionamientos?

-El orden jerárquico en el ámbito laboral. Tengo en claro el lugar que ocupo. Comprendo que hay otros que deciden y que uno debe respetar esas determinaciones.

l ¿Se puede estar bien con Dios y con el diablo?

-Casi siempre hay que tomar partido.

l ¿Qué no debería privarse de vivir una mujer?

-Una mujer no debería privarse de hacer lo que le gusta, de luchar por lo que cree, de ser madre, de soñar y de intentar.

l Por último, ¿en qué actos aflora su costado masculino?

-En varios aspectos. Tengo muy internalizado que las decisiones pasan por mí y eso, al parecer, es territorio masculino.

LEA MÁS

      Embed

      Embed


Comentarios Facebook