martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
24 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Eran mujeres trabajadoras y todas buenas personas"

0
Comentarios


"No lo podemos creer. Estamos con muchísima tristeza", afirmaron los vecinos de las tres mujeres asesinadas en Godoy Cruz. A uno de los nenes le dieron una remera porque la suya estaba manchada con sangre.

Eran mujeres trabajadoras y todas buenas personas
Foto:

"Eran todas grandes mujeres, muy trabajadoras y buenas personas. No lo podemos creer. Estamos con muchísima tristeza". Así definieron los vecinos de las víctimas de la masacre de Godoy Cruz a las tres mujeres asesinadas por el profesor de artes marciales Daniel Zalazar.


Marta, una de las vecinas de Claudia Arias, Susana Ortiz y Vicenta Díaz, las tres mujeres asesinadas, contó que fue una de las primeras en acercarse al lugar tras escuchar las sirenas de la Policía y de las ambulancias y definió a las mujeres como 'muy trabajadoras, excelentes personas y muy estudiosas'.

      Embed

'Somos vecinos de hace más de 50 años', señaló, en tanto, el vecino Miguel, totalmente afligido, quien se mostró sorprendido por lo sucedido y explicó que no lo conocía al femicida Zalazar.

"A mi señora le pareció escuchar algunos disparos, pero no vimos nada y a los minutos comenzó a llegar la Policía", explicó y agregó que "era una familia muy unida, que siempre estaba atenta por si pasaba algo en el barrio y daban una mano". En tanto, Claudia, otra de las vecinas, aseguró haber escuchado ruidos de un auto yéndose rápidamente. 'Eran buena gente, Susana era una persona que amparaba muchísimo a sus sobrinos. Uno de los nenes estaba salpicado, creemos que de sangre, le dimos una remera para que se cambiara', afirmó la mujer. En torno a la causa, los peritos forenses informaron anoche que Silvia Díaz, Marta Ortiz y Claudia Arias fueron brutalmente golpeadas en el rostro y murieron desangradas por las heridas recibidas con un arma blanca por parte del femicida.

Así lo indica el informe del Cuerpo Médico Forense. En los estudios realizados a las víctimas del triple femicidio se determinó que hubo violencia extrema contra ellas y las heridas mortales las recibieron en el cuello. Silvia Díaz, la madre de las otras dos víctimas, murió por un 'shock hipovolémico' por una herida de arma blanca recibida en el cuello. Marta Ortiz tenía un trauma facial grave y también murió por un shock hipovolémico. El resultado del análisis forense de Claudia Arias, pareja del asesino, es idéntico: shock hipovolémico por herida de arma blanca en cuello y cara.

Además, el Ministerio Público Fiscal informó que se tomaron muestras de todo con hisopados múltiples. "Nos encontramos con una escena del crimen realmente brutal. El femicida fue despiadado", señaló un vocero.

      Embed



Comentarios Facebook