viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
26 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Obra abandonada empeoró el tránsito sobre Emilio Zola

0
Comentarios


El municipio de Quilmes, luego de una nota publicada por este medio, había iniciado trabajos de repavimentación, pero no emparejó el asfalto y dejó pozos más grandes. Siguen los robos a pasajeros, que deben caminar más.

Obra abandonada empeoró el tránsito sobre Emilio Zola
Foto:

El abandono de una obra de repavimentación complicó aún más la circulación de vehículos sobre la calle Emilio Zola, donde el Municipio de Quilmes rompió el asfalto para reparar los pozos, pero no culminó las tareas y la calzada quedó peor que antes. Por este motivo, se demora aún más el regreso de las líneas de colectivos y, como consecuencia, los usuarios padecen constantes robos al caminar hasta las paradas más alejadas.

Luego de una nota publicada por El Quilmeño, en la cual se daban a conocer las quejas de los vecinos por el pésimo estado de la calle, las autoridades locales dieron comienzo a una serie de trabajos que parecían traer alivio, en el tramo de Zola entre Gelly Obes y la avenida José Hernández, en el límite de Quilmes Este y Ezpeleta.

Con máquinas viales, levantaron el pavimento alrededor de los pozos más profundos, pero nunca emparejaron el asfalto. "Desaparecieron los trabajadores y ni siquiera pusieron carteles para señalizar. Dejaron el pavimento peor que antes, con huecos de más de 20 centímetros de diferencia. Varios conductores rompieron el auto pasando por acá, para pasar tienen que frenar a cero", expresó a este medio Oscar Lima, un mecánico que tiene su taller en Zola y Dorrego.

Asimismo, el hombre recordó que, por los pozos que había, "desde hace tres meses que no pasa el (colectivo) 257" y, además, describió que "todos los días le roban a alguien". "Los pasajeros tienen que caminar hasta las nuevas paradas que pusieron en la calle Derqui, tienen que atravesar unos pasajes terribles, donde siempre los están esperando los chorros. Casi siempre le roban a mujeres, desde el taller escucho los gritos. Todos los días es un caso nuevo", lamentó Lima.

El caso de Carlos

Carlos Guiller es un fiel lector de DIARIO POPULAR, que se comunicó a la redacción para contar su caso: "Tengo 84 años y vivo en Emilo Zola N°1663. Estoy operado de las rodillas y tengo una prótesis de cadera. Desde hace meses tengo que caminar de más para tomar el colectivo, pero volví a caer y ahora tengo que usar muletas. Yo me pregunto ¿Cuándo van a arreglar la calle?", cuestionó el jubilado. 
      Embed

Comentarios Facebook