lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
26 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Juzgan a joven por un crimen al término de una fiesta

0
Comentarios


El acusado tiene 18 años y es miembro de una banda delictiva que operaba desde la Villa Loyola de San Martín. En octubre de 2015, tras una discusión con Ramírez, lo baleó y luego, con la víctima en el piso, también le robó.

Juzgan a joven por un crimen al término de una fiesta
La víctima Rubén Ramírez en una foto muy tierna junto a su madre.

Foto:

Un joven comenzará a ser juzgado por el crimen de Rubén Ramírez, ocurrido en octubre de 2015 en la localidad de Villa Martel al término de una fiesta en el que la víctima había prestado su galpón para la realización de un cumpleaños y mantuvo una discusión con el sindicado homicida, que no dudó en dispararle, para luego robarle cuando estaba tendido en el suelo y agonizando.

Cabe recordar que el fallecido, de 38 años y padre de dos hijos, es hermano de Juan Marcelo Ramírez, quien fuera secuestrado en diciembre de 2002 en la zona de José León Suárez y cuyo cuerpo nunca fue hallado, por lo que permanece desaparecido, pese a que varios delincuentes fueron condenados por el hecho.

El imputado afronta, en el mismo proceso, otra causa por un crimen y ya registra distintos antecedentes penales, en los cuales no había recibido penas por cuestiones de inimputabilidad por ser menor de edad. Tras permanecer prófugo durante ocho meses, su captura se produjo el último mes de junio, como miembro de la banda que asaltó al jefe de la División Antisecuestros de la Policía Federal en el partido de Vicente López. El juicio que se desarrolla ante el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nro. 1 de San Isidro tiene como acusado a un sujeto, ahora de 18 años, conocido como "Danielito" y miembro de una banda delictiva que operaba desde la Villa Loyola de San Martín.

"Hay un cúmulo de causas en su contra, todas en el fuero de menores y en este caso, la imputación es por "homicidio calificado". Sin dudas, seguirá detenido y al margen de este y otros fallos, se le irán sumando futuras condenas", indicaron los abogados Gastón Juan Manuel Brack y Fernando López, quienes representan a la familia de la víctima. Rubén Ramírez se disponía a cerrar su galpón, en la calle Melo al 5200 de Villa Martelli, en las primeras horas de la mañana del 4 de octubre de 2015, que le había cedido a un grupo de amigos de una radio barrial para realizar una fiesta. En esas circunstancias, el tal "Danielito" y otros adolescentes pretendieron ingresar por la fuerza y se produjo una discusión, con posterior forcejó, en el que el dueño del lugar recibió varios disparos.

"Cuando estaba tirado, le robó la billetera y escaparon corriendo hacia la Villa Loyola, que está a pocas cuadras. Antes, en la madrugada, habían baleado a dos hermanos, porque siempre andaban armados, robando y matando", recordó Venancio Ramírez, padre de la víctima, agregando que "cuando escuché los tiros, me desperté y una chica empezó a gritarme que le habían disparado a Rubén. Al salir a la calle, lo encontré herido de gravedad. Lo llevamos en una camioneta al Hospital Belgrano, pero llegó muerto".Todos los testigos coincidieron en señalar a este adolescente, de entonces 17 años, y pese a ello se mantuvo oculto, hasta que lo capturaron en el episodio que intentaron asaltar al jefe policial.

"Solo esperamos que se haga justicia, que estos delincuentes que se muestran en Facebook con armas de fuego y rinden culto a San La Muerte estén presos. Que nunca más le hagan daño a una familia, como nos ha tocado padecer a nosotros. Yo ya perdí a dos hijos, en manos de delincuentes que no merecen vivir en sociedad".


LEA MÁS:

      Embed


Una familia golpeada dos veces por la tragedia


La familia de Rubén Ramírez tendrá que rememorar, una vez más, ese momento doloroso de la pérdida en un hecho delictivo. Hace unos años, el secuestro y la desaparición de otro de sus hijos, Juan Marcelo, y ahora, afrontan el juicio por este crimen, por el que está acusado un joven, que al momento del homicidio era menor de edad.

"Genera mucha indignación e impotencia. No hay dudas sobre que fue el asesino, hay testigos y otras causas anteriores da cuenta de sus antecedentes. Sabemos que está preso y que con seguridad, lo volverán a condenar por este y otros hechos", señaló Venancio Ramírez, padre de Rubén, en diálogo con DIARIO POPULAR.


      Embed







Comentarios Facebook