viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
La Matanza
26 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Inquietud por el servicio de la Línea Sarmiento

0
Comentarios


Temen que vuelva a interrumpirse como ocurrió el viernes y el sábado. Para evitar que vuelva a colapsar el transporte, hay en reserva 35 colectivos, teniendo en cuenta que el remplazo de los cables que alimentan el sistema aún no han sido cambiados por completo.

Inquietud por el servicio de la Línea Sarmiento
Foto:

Más allá de la interrupción registrada ayer en las primeras horas de la mañana -a raíz de una medida de fuerza- continúa la preocupación por el servicio del ramal Once-Moreno de la Línea Sarmiento, por el mal estado de los cables que le proporcionan electricidad al sistema.

Ocurre que el ferrocarril es básico en el transporte público del Oeste más allá de Ramos Mejía, y si no funciona el Sarmiento, la gente literalmente no puede viajar: las líneas 136 (que llega hasta Merlo) y la 302 (que va hasta Moreno, pero por la colectora de la Autopista del Oeste) colapsan, y no hay alternativa, al punto que el sábado -cuando el servicio se suspendió todo el día- aparecieron micros truchos que cubrían el recorrido Liniers-Merlo, cobrando 30 pesos por el recorrido completo y 10 pesos entre estaciones.

La empresa Trenes Argentinos Operaciones dio cuenta que se está trabajando en la sustitución del sistema de alimentación eléctrica: esta semana se pondrá en servicio el tramo Once-Castelar, y luego se reemplazará el sector Castelar-Moreno, donde precisamente se produjo el problema el viernes por la tarde, donde literalmente explotaron los cables.

El presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, reveló que los cables que se dañaron "son de 1935" (doce años después de inaugurada la electrificación, el 1 de mayo de 1923), mientras que los trabajadores señalaron que "los nuevos trenes (incorporados hace dos años) consumen más, y agravaron la situación".

La fragilidad del sistema está evidenciada en el hecho de que desde el domingo, se encuentran 35 colectivos de reserva para que reemplacen a los trenes, si los mismos dejan de funcionar, como ocurrió en la tarde del viernes, entre Castelar y Moreno (a lo que se sumó demoras y cancelaciones en el resto del trayecto), a lo que siguió al final del día incidentes en Castelar y Once con daños a distintas instalaciones (la Base Operativa Castelar, boleterías en Once y Castelar y 4 formaciones que fueron apedreadas), además de agresiones al personal ferroviario.

La medida de fuerza de ayer, del personal de la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos (APDFA), interrumpió en las primeras horas de la mañana de ayer -hasta las 9-, además de la Línea Sarmiento, el Belgrano Sur y el Mitre, provocando cancelaciones en el San Martín y el Roca, todas líneas a cargo de la estatal Trenes Argentinos Operaciones.

En el Sarmiento, un grupo de personas impidió la salida de formaciones del Depósito Castelar, mientras que en el Belgrano Sur, personal de APDFA no permitió la realización de los tests de alcoholemia y sustancias a los conductores, imposibilitando en consecuencia que los mismos se hicieran cargo de las formaciones.

Comentarios Facebook