lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
30 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Terremoto en Italia: monjas de clausura debieron huir de convento

0
Comentarios


Por el temblor, las religiosas se vieron obligadas a violar las milenarias y rigurosas normas de la clausura y escaparon del monasterio "Santa Maria della Pace" de la ciudad de Norcia

Terremoto en Italia: monjas de clausura debieron huir de convento
Foto:

Un grupo de monjas clarisas de un convento de clausura de Norcia, una de las localidades más golpeadas por el temblor de este domingo en Italia, huyeron del monasterio donde se encontraban y fueron inmediatamente socorridas por los bomberos

El monasterio de "Santa Maria della Pace", de donde salieron corriendo alrededor de diez religiosas, se encuentra a unos 200 metros de la plaza de San Benedetto, el lugar al que se dirigieron para refugiarse mientras la tierra no cesaba de temblar

"Queremos regresar a nuestro convento pero no sabemos cuándo podremos hacerlo", dijo a la prensa una de las religiosas, que a causa del temblor se vieron obligadas a violar las milenarias y rigurosas normas de la clausura.

Las imágenes de las monjas socorridas por los bomberos fueron entre las más vistas en Italia gracias a un servicio realizado por la emisora Sky Tg24, que mostró cómo las clarisas emergieron lentamente de una nube de polvo en una calle entre el municipio y la basílica de San Benedetto, que terminó derrumbándose precisamente a raíz del temblor

El terremoto sacudió a toda la zona de Norcia mientras el grupo de clarisas se encontraba rezando durante la plegaria de la mañana

"Estábamos recitando el Cántico de las Creaduras, imploramos 'Señor ayúdanos', luego salimos del monasterio y poco después nos pusimos a rezar junto a nuestra gente", contó sor Caterina, la rectora de la abadía

Todo el grupo de clarisas ha sido trasladado a una sala del municipio de Norcia, donde pasarán las próximas noches. La orden fue fundada por las religiosas "Pobres de Santa Clara" (el nombre de la orden religiosa) en 1385 gracias a la beata Lucia de Norcia: fue ella quien a los 15 años, junto a otras siete compañeras, tomó una decisión drástica en su vida evangélica y creó esa orden.     En tanto, otro grupo de religiosas de Norcia, las Benedictas, había sido evacuadas de las habitaciones de su convento a raíz del terremoto del pasado 24 de agosto: desde ese día duermen en el espacio del monasterio donde se encuentra la caldera.

      Embed

Comentarios Facebook