viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
31 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Detuvieron a un sospechoso por el crimen de Gerardo Chwat

0
Comentarios


Se trata de Sasha Martínez, de 22 años, uno de los delincuentes sobre los que pesaba orden de captura por el asesinato del gerente de la editorial Sigmar, en Vicente López

Detuvieron a un sospechoso por el crimen de Gerardo Chwat
Foto:

Un hombre fue detenido como sospechoso de ser uno los delincuentes que asesinaron durante una "entradera" a quien era el gerente de la editorial de libros infantiles Sigmar, Gerardo Chwat, en su casa del distrito bonaerense de Vicente López.

El detenido, Sasha Martínez, fue atrapado en la localidad de Tortuguitas, y continuaba la búsqueda de al menos un cómplice identificado como Héctor García (30), informaron fuentes policiales.

Fernández quedó a disposición del fiscal Alejandro Guevara, titular de la UFI descentralizada de Vicente López, que le iba a tomar declaración en las próximas horas.

Los dos implicados fueron filmados por las cámaras de seguridad cuando escapaban de la casa de Chwat luego de asesinarlo de un disparo. El hecho ocurrió en la noche del último jueves por la noche cuando la víctima, de 67 años, llegaba a su casa de la calle Lisandro de la Torre al 1.600 a bordo de un Volkswagen Passat y fue interceptado por delincuentes con intenciones de robo.

Aparentemente, los sujetos pretendían ingresar a la casa, donde se encontraba la esposa de Chwat, quien se resistió, intentó huir marcha atrás y le dispararon.

Los delincuentes se escaparon sin ser vistos por testigos, ya que tanto la mujer de la víctima como una empleada doméstica se encontraban dentro de la vivienda mientras se perpetró el crimen y no alcanzaron a ver la acción.

La empleada fue quien accionó la alarma, tras ser alertada por Chwat, momentos antes de morir, sobre la presencia de ambos sujetos dentro de la casa. La vivienda tenía varias medidas de seguridad, entre ellas cámaras de alta definición, en las que se puede advertir los rostros de los delincuentes al momento en que rompen un vidrio para abrir una puerta y escapar de la casa, tras cometer el asesinato.

      Embed

Comentarios Facebook