viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
01 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La baja de Casco agrava más el armado del equipo

0
Comentarios


Sobre llovido empapado para Gallardo, ahora no podrá contar con Casco, quien se suma a la lesión de Maidana que está desgarrado. Para el DT armar el equipo será un verdadero rompecabezas.

La baja de Casco agrava más el armado del equipo
Foto: Walter Papasodaro (Diario Popular)
Foto:

Marcelo Gallardo tendrá que romperse la cabeza para hacer que su River que hasta hace pocas fechas salía de memoria tenga un armado sin tantos parches. Es que la seguidilla de lesiones tocó su punto más alto cuando ayer por la tarde, se conoció que la lesión en el tendón de Aquiles de Milton Casco no era tan leve y que lo iba a alejar del campo al menos hasta el año que viene.

El lateral izquierdo no tienen reemplazante y ni siquiera el pibe Olivera puede jugar allí porque también se lesionó. Si a eso le sumamos a Maidana desgarrado y a Montiel expulsado, más los jugadores que vienen tocados como Nacho Fernández, D'Alessandro y Rossi, el panorama para jugar ante Estudiantes el sábado es un sistema de jeroglíficos inclasificable. Gallardo tendrá que rezar que no se caigan más soldados e improvisar al menos en dos puestos claves del equipo en la zona defensiva.

LEA MÁS:

      Embed

Tal como pinta el panorama, los cuatro del fondo tendrían que ser los que acabaron jugando, bastante mal, ante Arsenal. Con Mayada por la derecha, con Ponzio -que tiene cuatro amarillas- de primer marcador central junto a Mina y con Moreira en la incomodidad de moverse de lateral izquierdo. Iván Rossi maltrecho por un esguince de tobillo podría ser una alternativa en la zona de zagueros porque hace rato que viene entrenando en esa zona del campo en las prácticas de fútbol.

Luego en la zona media le encenderá velas a la vuelta rápida de Nacho Fernández quien hace tres partidos que no juega y lo extrañan a horrores. Junto a Arzura podrían ser los dos internos del medio. Luego tiene variantes pero tanto el Pity Martínez que sufrió una contractura y tuvo que salir, como D'Alessandro que no juega por una leve distensión muscular, están tocados. Allí las alternativas son Mora y Andrade que ya han demostrado que pueden aportar soluciones. Mientras que arriba sobran jugadores porque Driussi y Alario jugaron todos los partidos y porque Larrondo se sumó a los concentrados y Alonso sigue sumando minutos.

River tiene toda la semana para ir evaluando y decidiendo, no sólo para este partido, también para lo que resta del torneo y en especial para las finales de la Copa Argentina donde necesitará llegar con el mejor equipo para jugar ante el ganador de San Lorenzo y Gimnasia. Si este partido semifinal se juega en noviembre tendrá a Maidana listo para jugar, aunque no tendrá a Casco. El año de River termina envuelto en lesiones y obligado a que los parches no acaben desinflando la ilusión de la Libertadores 2017.

      Embed


Comentarios Facebook