lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
01 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Se retiró Klose, el verdugo argentino en dos mundiales

0
Comentarios


El máximo goleador de la historia de los mundiales dejó el fútbol y empezará a prepararse para ser entrenador. De hecho, asesorará a Joachim Löw en el seleccionado alemán.

Se retiró Klose, el verdugo argentino en dos mundiales
Foto:

Hay un apellido que, durante los últimos ocho años, fue una pesadilla para el fútbol argentino. Miroslav Klose es uno de los tres futbolistas que disputó los tres choques mundialistas consecutivos entre Argentina y Alemania, que culminaron todos con victorias para los europeos. Asesino del gol, metió tres tantos —uno en 2006, dos en 2010— y sus saltos mortales para festejar se transformaron en una celebración vetada en las canchas argentinas. Este martes anunció su retiro: empezará su carrera como entrenador.

LEA MÁS:

      Embed

De Klose podrían decirse muchas cosas. Recorrió, en los clubes donde estuvo, una carrera mediocre, sin épica. Pero cada cuatro años se encendía como un cometa, se vestía de sicario y salía a castigar defensas frágiles. Así, entre las cuatro Copas del Mundo que disputó, metió 16 goles. Superó a Ronaldo, a Gerd Müller, a Just Fontaine, a Pelé: el apellido del polaco nacionalizado alemán se ubica arriba de todos ellos, como el sol. Y en el último mundial, en Brasil, levantó la Copa, como para cerrar sus participaciones brillantes.

      Embed

Tenía un rifle en la cabeza: lanzaba con una puntería atroz, y una violencia no apta para arqueros comunes. Ahora intentará enseñar su sabiduría como entrenador. Se suma al cuerpo técnico de Jöachim Löw en el seleccionado alemán. Quiere, con el tiempo, empezar una carrera como solista: ser un entrenador metódico, un revelador de los secretos del área para los jóvenes atacantes que, sin duda, lo habrán visto en videos.

A los 38 años, después de seis meses sin jugar, finalizó su carrera con 340 goles en 821 juegos. El último gol fue, como debía ser, en su último partido: contra Fiorentina, en mayo, gritó después de patear un penal. Ahora las redes descansan.

      Embed

Comentarios Facebook