viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
03 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Banquémonos el 'gatillo fácil' pero no la delincuencia que hay hoy"

0
Comentarios


Marcelo Salinas, el padre del chico de 13 años que mató a un ladrón, pidió "mano dura", "dejar actuar" a la Policía "y asumir las consecuencias". "En EE.UU. también se ha visto matar a gente por ser de color", justificó

Banquémonos el gatillo fácil pero no la delincuencia que hay hoy
Foto:

Marcelo Salinas, el padre del niño que la semana pasada asesinó a un delincuente que amenazaba a su madre y a su hermano en su casa de Francisco Álvarez, realizó una fuerte defensa a la denominada "mano dura", e inclusive llamó a "bancar" los casos de "gatillo fácil" con el fin de obtener "mayor seguridad".

"Él tuvo suerte porque en su vida ha disparado un arma de fuego. Mi hijo, como todos los chicos, tiene un arma de juguete, muy similar, que tira balines. Él tomó una decisión desesperada porque vio que estaban golpeando a la madre y al hermano lo estaban apuntando a la cabeza, pero está muy mal. Él tendría que haber ido y ayudar a entregar la plata, el televisor y todo. Le salió bien, es mi ídolo en el sentido en que yo no sé que hubiera pasado si.... Esa gente era muy mala. Igual hubo ángeles ahí", relató.

En una larga entrevista con el ciclo "A Dos Voces", reconstruyó el momento: "Él se asomó para disparar y me contó que se escuchó ´¡cuidado!´, se asustó y le salió el disparo".

En el medio, el programa emitió un informe en el que se señaló que en el año hubo 112 delincuentes muertos, de los cuales 92 fueron en enfrentamientos con la Policía, por lo que hubo veinte casos de "justicia por mano propia". Asimismo, se informó que hubo 126 muertes de civiles en ocasión de robo, al tiempo en que se entregaron 103 permisos de portación de armas.


LEA MÁS:
      Embed

Tras escuchar estos datos, Salinas optó por instar al Gobierno a aplicar la política de "mano dura", trazando una analogía con la situación de hace 30 años. "Yo quisiera volver al año ´85. Cómo lo van a hacer, no sé. Hay gente instruida en eso. Hablando con mi papá, que es una persona medianamente idónea, o policías amigos, me contaron que usted iba en su auto y (los policías) no estaban parados en las esquinas... (Prendían) Sirenas, lo paraban, le pedían papeles, lo palpaban de armas y le revisaban el baúl para ver que no lleven un muerto ahí".

"Yo le diría (a la gobernadora María Eugenia Vidal): ´Señora, a la gente de bien no nos molesta que nos paren, que nos palpen de armas, que nos pidan el documento y si hay algo fuera de regla, que nos detengan como tiene que ser´. Lo que no puede ser es que no te revisen, no puede ser que estos delincuentes hayan llegado en un auto y nadie los haya requisado", prosiguió Salinas, y agregó: "Si perdimos que los chicos puedan andar en bici (por la calle), se ha perdido todo. Esto está muy mal".

Sin embargo, el hombre apuntó más alto y entró en terreno peligroso. "No alcanza con verlos (a los policías), hay que dejarlos actuar y asumir las consecuencias. En el 85 había cinco casos de gatillo fácil por año, hoy tenemos... ¿Cuántos? ¿Mil asesinatos? Banquémonos los "gatillo fácil" pero no la delincuencia que hay hoy. Es una regla simple. ¿Va a haber riesgos? Sí, hay riesgos. En EE.UU. también se ha visto agarrar a gente de color y matarla por ser de color", dijo frente a cámara sin ningún pudor.

Mirá la entrevista completa a continuación:

      Embed

      Embed



Comentarios Facebook