domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
General
04 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los payasos de hospital celebran su día

0
Comentarios


Quedó fijada por ley para el 5 de noviembre, en reconocimiento a la labor de estos artistas que se ocupan de rescatar la alegría de los chicos a través del juego.

Los payasos de hospital celebran su día
Foto:

Con una gran fiesta dedicada a los niños que luchan por recuperarse de una enfermedad se celebrará hoy el Día del Payaso de Hospital, una fecha que este año quedó fijada por ley para el 5 de noviembre, en reconocimiento a la labor de estos artistas que se ocupan de rescatar la alegría de los chicos a través del juego.

Alegría Intensiva, que desde hace nueve años trabaja en esa misión, advirtió a los que por un motivo u otro tengan que concurrir mañana de 10 a 12 al Garrahan que "es muy probable que sientan un irresistible deseo de ponerse a jugar, si se cruzan con un payaso de hospital".

"Cuando una niño está internado se pierde el vínculo con la casa, la escuela y los afectos pero hay algo que no se pierde: las ganas de jugar, una maravilla que conservan los chicos por más que estén enfermos y que los payasos de hospital suelen rescatar para bien de todos", dijo Mariano Rozenberg, director médico de Alegría Intensiva.

Aún enfermos, "los niños tienen ganas y necesidad de jugar y a disposición de ellos están los payasos de hospital, que no buscan el aplauso para sí mismos, ni ser protagonistas; sino rescatar la alegría que está en los chicos", aclaró el director de Alegría Intensiva.


LEA MÁS:

      Embed

Los 20 clowns, actores y músicos de Alegría Intensiva no son médicos disfrazados de payasos, son artistas formados especialmente para estos contextos de internación, que saben desplegar su arte con profesionalismo.

"La internación en un hospital pediátrico es muy traumática. Se pierden los vínculos pero no se pierde la capacidad de jugar. El juego, como el arte, transforma al hospital ya que el lenguaje del clown es muy similar al de los niños", sostuvo Rozenberg.

El payaso de hospital logra convertir el cuarto del niño internado en un "concierto de rock", en una "selva", en un "parque de diversiones", o en el "patio de una escuela", señaló. Hace unos años, contó Rozenberg, "presencié el relato futbolero de dos payasos de hospital y un niño de 10 años que estaba completamente enyesado, que terminó con los tres fundidos en un abrazo de esos que se dan en la cancha cuando una jugada inolvidable precede a un gol". En realidad, completó el director de Alegría Intensiva, "los hospitales son instituciones pensadas hace más de cien años, para los médicos".

      Embed


Comentarios Facebook