domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
06 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Exclusivo | Morgan Freeman: "Sólo el deseo me trajo hasta acá"

Ali Sar
0
Comentarios
Por Ali Sar


El actor de la nueva versión de Ben Hur explica cuál es el motor de su carrera. Recuerda los difíciles comienzos cuando deambulaba de ciudad en ciudad buscando una chance y cuenta como siguió pese a las dificultades económicas

Exclusivo | Morgan Freeman: Sólo el deseo me trajo hasta acá
Foto:

En el momento que era famoso, parecía que el actor Morgan Freeman ya tenía una larga y venerable carrera. Mientras trabajaba duramente en pequeñas producciones que se realizaban en unos sótanos de New York, y que se exhibían a los chicos temprano por las mañanas bajo el título "The Electric Company" (1971-77), y que a su pesar, fue su rol mas reconocido hasta que años mas tarde, ganó su primer nominación al Oscar, por su labor de volátil proxeneta en "Street Smart" (1987). Por esa actuación Freeman fue catapultado a la fama en Hollywood y su nombre fue aceptado como uno de los más reconocido por el público norteamericano. Luego vinieron las nominaciones por "Conduciendo a Miss Daisy" y, en 2004, su excepcional trabajo en "Million Dollar Baby", dirigido por Clint Eastwood, que recibió merecidamente la estatuilla dorada al Mejor Actor.

El estreno de la nueva versión de Ben Hur, fue una buena oportunidad para entrevistar al distinguido actor en Beverly Hills, California.

l Ha pasado mucho tiempo desde que vi la versión de "Ben hur" (1959) y el personaje que usted represento no lo vi en ese film.

-Sí, el personaje está en aquel film. Fue interpretado por Hugh Griffith, el actor galés, pero él agrego un elemento de comicidad al rol. Usted no puede juntar ambas interpretaciones.

l ¿Una parte más pequeña que la suya?

-Sí, mas pequeña.

      Embed

l ¿Qué cualidades lo llevaron a su situación actual?

-Definitivamente el deseo. Estoy usando ese término en vez del coraje. No es fácil mantener un rol. Y el talento con el que fui bendecido de pretender que soy alguien que no soy. l ¿Cuáles fueron los mayores desafíos que tuvo para llegar hasta donde esta ahora? ¿Cuándo sintió que había llegado?

-Buenas preguntas. El mayor desafío fue continuar creyendo que yo podía, que eso era posible. Porque fueron muchas veces cuando yo despertaba con nada y no sabía dónde ir ni cómo llegar, si había algún lugar dónde ir. Mi primer cheque por mi actuación en un teatro en New York fue en 1967. Lo había logrado. Fue cuando lo supe.

l Fue un logro modesto.

-No, en absoluto no fue modesto. Comencé en 1959 cuando salí del servicio militar y me vine a Hollywood y estuve cerca de morirme de hambre, comencé a recorrer el país tratando de encontrar un lugar donde estar hasta que llegué de vuelta a New York en 1967. Así que de 1959 hasta 1967 siempre estuve enfocado en una sola meta a pesar que varia veces pensé en trabajar en cualquier cosa. No, es un gran salto estar en New York y que la prensa se ocupe de usted. Conseguí prensa y dije okey, voy a sobresalir. Lo puedo hacer.

l ¿Cuál fue el mejor consejo que recibió en su carrera?

-No estoy muy seguro respecto a consejos para seguir una carrera ni tampoco para vivir. Pero consejo para vivir, usted no va a ganar abandonando, darse por vencido. Muchas veces las cosas se ven sin ninguna esperanza cuando usted está al borde del éxito, así que siempre de un paso mas que lo haga avanzar un poco más, otro poco más y siga un poco más.

l Usted ha ganado numerosos premios durante su carrera y ahora en el colegio de la ciudad de Los Angeles, un salón llevara su nombre, ¿qué significa para usted ese legado?

-Escúcheme, alguna gente me habla todo el tiempo respecto a mi carrera cinematográfica. Eso es todo lo que tengo. Sólo soy yo.

LEA MÁS:

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook