lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
La Matanza
05 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La Biblioteca Amigos de La Tablada no baja los brazos

0
Comentarios


Ocupa una propiedad que fue cedida en comodato en 2005, pero hay un reclamo judicial para que la desalojen. Piden un lugar en la estación de trenes u otro lugar para poder seguir funcionando.

La Biblioteca Amigos de La Tablada no baja los brazos
Foto:

Ante el peligro de un cierre la lucha no se resigna en virtud de que la Biblioteca Amigos de La Tablada siga con sus puertas abiertas. Los vecinos y la presidenta del espacio cultural, Adriana Pradi están inmersos en la preocupación debido a que en cualquier momento podría llegar una medida de desalojo, a raíz de un conflicto originado por la sesión del espacio físico, el que fue cedido en 2005 través de un contrato de comodato que vencía en 2008. Sin embargo, todo explotó recién este año cuando llegó una notificación de una denuncia y el reclamo por el predio, radicada en el Juzgado 75 en 2014.

Reclaman una definición

"Esto me está matando, estoy con incertidumbre, no puedo hacer nada, estoy con una úlcera", se queja Adriana, quien también tiene su reclamo: "Que me den la estación de La Tablada para que la biblioteca siga funcionando, o bien otro lugar. Nuestro espacio me encanta por todo estos años que luché y que lo armé, pero quiero que la biblioteca siga, ya que lo hice con todo el amor del mundo. Y no cierro la biblioteca porque soy de La Tablada y amo este lugar".

La Biblioteca Popular Amigos de la Tablada está en Avellaneda 5211, cuenta con 44 mil títulos y casi 500 socios, además en el primer piso se pudo armar un museo regional, en donde se pueden ver billetes antiguos, muñecas, discos, televisores, radios, máquinas de escribir, adornos, todo aportado por los vecinos tabladenses.

Allá por 2005 llegó a Avellaneda 5211. "La cesión fue declarada de Interés Municipal por el intendente, Alberto Balestrini. El 11 de noviembre se celebró el quinto aniversario de la Biblioteca Popular y Centro de Extensión Cultural Amigos de La Tablada lo cual coincidió con la reinauguración de la nueva sede de la calle Avellaneda. El comodato se firmó el 27 de octubre de 2005 entre la Fundación La Razón de mi Vida, y el comodante que era Miguel Angel Ferreyra Cantante, presidente de la biblioteca, pero con el presidente de la fundación nunca se pudo dar. Ahora aparece un supuesto dueño, entonces cómo puede ser que alguien ceda algo que no es de propiedad", dice Adriana y agrega: "En febrero de 2005 había que devolver ese lugar y a mí me lo dan en octubre. Me dan algo que debían haberse regresado mucho antes según la Justicia".

Con la bronca y la impotencia contenidas, Pradi cuenta cómo se enteró de otro dato que ignoraba. "Casi de casualidad descubro que en 2001 Alberto Balestrini promulgó una Ordenanza Municipal la cual marca que la biblioteca debe funcionar en la estación de La Tablada. Entonces, me pregunto por qué nos mandaron a esta sede cuando la ordenanza marcaba que debíamos ir a la estación de trenes", explica y aclara: "No quiero quedarme en un lugar que no sea mío, me pongo en el lugar de los dueños. Pero quiero un espacio para continuar brindando un servicio".

Comentarios Facebook