viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
06 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Semana a pura política en el congreso, matizada por datos duros de la economía

José Di Mauro
0
Comentarios
Por José Di Mauro


Va menguando por goteo, pero así y todo Cristina Fernández de Kirchner mantiene cierto poder de convocatoria. Ya no están los recursos ilimitados del Estado para trasladar gente, ni la orden estricta en oficinas públicas como la ANSeS para asistir a los actos, pero al menos dos municipios del Conurbano siguen contribuyendo con micros para engrosar la asistencia militante, cuestión de mostrar que así sea un día de semana ella puede contar con miles de personas que le hagan el aguante.

Semana a pura política en el congreso, matizada por datos duros de la economía
Foto: Hugo Villalobos
Foto:

Ya no hay margen político para montar un escenario frente a los Tribunales de Comodoro Py, pero sí movileros para escuchar su denuncia de una supuesta "persecución política". ¿El contraataque? Apelar a un proyecto presentado por un diputado del sabbatellismo, Adrián Grana, para crear una bicameral que audite toda la obra pública de 2003 a la fecha, y trascartón pedir que directamente se investigue toda la obra pública. Con el deliberado objetivo de crearle un Lázaro Báez propio a Mauricio Macri habló del "primo del Presidente", al que ya en su momento mostró en el podio de las adjudicaciones de obra pública durante una de sus cadenas nacionales.

Y para completar su puesta en escena, deslindó responsabilidades asegurando que es el Congreso "el que fija dónde se hacen las obras". En efecto, a través del Presupuesto Nacional, aprobado por amplias mayorías kirchneristas que conforme el mandato presidencial rechazaban cambiar aunque fuera una coma del texto original del Ejecutivo.

Habló de "una administración descentralizada, son las provincias las que llaman a licitación", dijo, para concluir apuntándole a los jefes de Gabinete, que son "los que desde 1994 ejecutan y administran el Presupuesto de la Nación. Por si todo esto fuera poco también, las cuentas de inversión de la administración pública central y descentralizada desde el año 2003 y hasta el 2014 inclusive están aprobadas por la Auditoría General de la Nación y por la Comisión Revisora de Cuentas del Parlamento". Verdad incompleta, si se tiene en cuenta que, vale repetirlo, el kirchnerismo contó con mayorías amplias durante la mayor parte de sus doce años de mayorías plenas, y superpoderes.

De esos superpoderes gozó también esta administración este año; una de las pocas herencias convenientes que recibió Macri, de la que empieza a despedirse. A partir de lo acordado en el Congreso, en 2017 comenzará a regir una ley que restringe la facultad del jefe de Gabinete para reasignar partidas sin control.

Será de manera gradual: un 7,5% en 2017, un 5% para 2018, según se aprobó en Diputados por 230 votos contra 6. El 7,5% pactado para el próximo año fue un desenlace salomónico: el gobierno pedía un 10%, la oposición un 5. Bueno, no toda la oposición, pues el kirchnerismo -que gozó de poderes plenos durante sus tres períodos- exigía reducirlos ya al 2%.

Ese debate mostró un Parlamento inédito en más de una década, con una ley de leyes que siguió modificándose hasta el prolongado tratamiento en particular, pasadas las 3.30 de la madrugada. Lo bueno para el gobierno fue que al cabo la aprobación resultó holgada, por más de los dos tercios, entre los que figuró una docena de miembros del FpV -incluido un camporista- y la mayoría de los también kirchneristas del bloque Peronismo para la Victoria. Previamente el oficialismo había celebrado la aprobación -amplia- de la ley de Participación Público Privada, que la semana anterior había llevado a hablar de crisis cuando el oficialismo no pudo evitar su vuelta a comisión.

Así y todo, tras una jornada de celebración para el oficialismo, los titulares se los llevó la polémica por las dietas. Fue la crónica de un escándalo anunciado: ya el día anterior a la sesión se sabía que la izquierda llevaría al recinto la moción para tratar la derogación del 'dietazo', y así y todo no se elaboró una estrategia para contrarrestar semejante presión, que terminó contando con la adhesión -cuando no- del Frente para la Victoria, y tuvo otra vez al massismo en pleno votando junto a los K, esta vez para debatir el aumento. De madrugada, al cabo de interminables cabildeos, el presidente del Cuerpo anunció la suspensión de la parte confusa del aumento, que llevaba la suba del lógico 31% a un exagerado 47%.

Al cabo, la izquierda celebró haber hecho bailar al oficialismo a su compás. La pulseada dejó heridas internas entre la propia oposición. En los discursos de cierre de los jefes de bancada, Oscar Romero (presidente del bloque Justicialista) confesó que sus compañeros habían tratado de convencerlo de que no se desbocara en su alocución. Así y todo prendió el ventilador: habló de "un grado de hipocresía muy grande", y de "diputados que en vez de estar discutiendo aquí se ponen frente a una cámara de televisión y hacen bandera sobre cuestiones que tienen que ver con la actividad propia de los legisladores".

Teléfono para... Con todo, los reflejos de Emilio Monzó alcanzaron al menos para acotar los daños, y con el anuncio de la suspensión de parte del aumento, poco antes de las 4 de la madrugada, cortó por lo sano con la polémica que de lo contrario hubiera continuado a lo largo del día, y más...

Pero mientras buenas y malas alternan en materia política para el gobierno, en el plano económico la cosa es más pareja y negativa. Se conocieron nuevos datos de la economía que revelan que los brotes verdes que habían aparecido en agosto terminaron marchitándose. El implacable INDEC reveló en un mismo día que la producción industrial registró una baja interanual del 7,3%, al tiempo que la actividad de la construcción exhibió un desplome del 13,1%. Madre de industrias, como se la conoce, la construcción tiene una fuerte incidencia en materia de empleo, cuando sube y cuando baja. Y en este caso el INDEC confirmó que el empleo en el sector tuvo una baja interanual del 13,5% en agosto. En términos concretos, son 61.88 puestos formales menos.

La industria acumula en el año una baja del 4,6%, y el registro de septiembre fue el segundo más bajo del año, solo superado por la caída del 7,9% en julio pasado. La inversión tan reclamada por el  Gobierno bajó un 5,7% en septiembre y acumula en nueve meses una caída del 2%, según datos del Centro de Estudios Económicos, que tiene medidos un total de 63.505 millones de dólares en el año. Pero un dato más contundente aún es la recaudación impositiva de octubre, que subió un 24,4% contra igual mes de 2015, lo que marca que sigue subiendo por debajo de la inflación.

A simple vista esto se traduce en menor consumo, pero el jefe de la AFIP, Alberto Abad, relativizó el contraste aclarando que habrá que acostumbrarse a estos niveles de ingresos tributarios, pues "'todas las medidas que se tomaron impactan en la recaudación". Esto es, la baja de retenciones, como así también la devolución de impuestos y otras modificaciones impositivas impactan en los ingresos fiscales.

El oasis en materia económica lo marcó el cierre del primer tramo del sinceramiento fiscal, que mostró una recaudación inicial de 4.600 millones de dólares, lo cual representa una cifra superior a las especulaciones negativas que venían estimándose. Y es un piso que será ampliamente superado, pues representa un número preliminar ya que de las cien mil declaraciones juradas realizadas, solo 58.000 registraron los depósitos en efectivo, atentos a la prórroga hasta el 21 de noviembre para depositar.

Como el que se quema con semestres no quiere saber nada de almanaques, en el gobierno son remisos a exteriorizar su optimismo, pero se los sabe íntimamente convencidos de que superarán "por mucho" los 60.000 millones de dólares que estimaban. Recuerdan que los datos conocidos hasta ahora corresponden a las tenencias de moneda que menos urgidas estaban por ser blanqueadas.

Toda la apuesta ahora está en las sumas grandes que están en el exterior y deben ser sinceradas,  como así también los inmuebles sin declarar, blanqueo que se estima será exitoso, pues la penalidad no es alta y sí lo es el riesgo de no hacerlo. Buenas y malas de una economía que busca arrancar en el marco de un año "de recesión", tal cual sinceró Marcos Peña el viernes ante DIARIO

POPULAR.

      Embed


Comentarios Facebook