viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
06 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El fin de la era de Fútbol Para Todos

0
Comentarios


Desde el año que viene, los usuarios deberán abonar una suma mensual para tener acceso a los partidos desde sus hogares.

El fin de la era de Fútbol Para Todos
Foto:

Fútbol Para Todos llegará a su fin el 1° de enero, pero el interrogante es cuánto habrá que pagar para ver los partidos. Si bien el presidente Mauricio Macri durante la campaña electoral había dicho "El futbol seguirá siendo gratuito", esto no será así. Desde el año que viene, la transmisión de los partidos volverá a empresas privadas y los usuarios deberán pagar para poder verlo desde sus hogares.

Durante estas semanas, se están llevando a cabo reuniones para definir qué empresas participarán y cómo se dividirán las transmisiones. Fox y Turner son dos de las partes interesadas, que se asociarán y pondrán el dinero de los derechos de la televisación. Será entre un mínimo de 1800 y un máximo de 3000 millones de pesos anuales. Este contrato se pactará con la AFA y regirá hasta diciembre de 2019, es decir, hasta el final de la presidencia de Macri.

En el plan de negocios que diseñaron estas empresas, figuran distintos tipos de abonos: el más económico será de $169 mensuales y el más caro, de $300. Estos montos dependerán de la cantidad y de la importancia de los partidos que se quieran contratar. Pero este servicio no sólo estará para los cableoperadores sino también por internet. En un futuro, los hinchas podrán pagar un abono mensual de $300 para mirar los partidos desde la computadora, algo similar a lo que sería Netflix, pero exclusivo de fútbol.

LEA MÁS

      Embed

Cablevisión, DirecTV y el resto de los operadores de cable se encargarán de distribuir el contenido, ya que estas mismas concentran un 75% del total de los abonados a la televisión codificada (cable más satélite), un rubro en el que participa también Telecentro, de Alberto Pierri, y Supercanal, de Daniel Vila, el empresario que la Casa Rosada pretende imponer en la AFA.

En un principio, para que este nuevo proyecto sea redituable, deberá suscribirse al menos un 30% de los abonados a la TV codificada. Al día de hoy hay 8,5 millones de personas que pagan contenidos televisivos, es decir, el 30% equivale a 2,55 millones. Si todos estos suscriptores adquieren el abono básico de $169, el futbol codificado recaudaría $5171 millones por año.

En cuanto a Fox y Turner, tendrán señales propias en las grillas de Cablevisión y DirecTV, por las que emitirán el futbol. Por el lado de Fox podría utilizar las que ya posee (Fox Sports, Fox Sports 2 y Fox Sports 3) e incluso crear una para ese fin. El canal de Turner tendría un nombre del que se habla desde 2009: AFA TV y seria el inicio de una asociación a futuro entre la AFA y la empresa estadounidense.

Si bien todavía los números de este esquema no están cerrados, no se sabe cuánto dinero pondrá cada una de las empresas. Es más: existe la posibilidad de que algunos encuentros sean transmitidos por canal abierto, es decir, América, TV Pública y Canal 9, pero en diferido.

Con el fin de la era de FPT, del balance que dejó se puede decir que en siete años el Estado gastó, entre derechos y producción, 9504 millones. En lo que va de 2016, la erogación va por los $1631,8 millones, en un presupuesto superior a los $2000 millones.

En cuanto a la publicidad privada que no cubre la inversión, desde febrero de 2010 y hasta diciembre del año pasado, Fútbol Para Todos tuvo un solo auspiciante privado: Iveco. La prohibición de la pauta privada fue una decisión del ex presidente Néstor Kirchner.

Desde diciembre del 2015 el Estado recaudó entre $450 y $500 millones. Revendió los derechos a los canales abiertos privados (Telefé, El Trece y América), hubo avisos en la TV Pública, cayeron los gastos de producción y se vendió el naming del torneo a Axion Energy. Pero sigue habiendo un alto déficit: hasta fin de octubre, los derechos de TV le costaron al Estado $1511 millones.

      Embed

Comentarios Facebook