viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
09 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Con mi pareja renuevo mi vida sexual en hoteles de lujo”

0
Comentarios


El conductor de Código Sily (Radio Pop) analiza su gran momento laboral luego de su regreso a Animales Sueltos junto a su amigo Alejandro Fantino.

“Con mi pareja renuevo mi vida sexual en hoteles de lujo”
Foto:

Coco Sily (54) está en plena etapa de cosechar lo que ha sembrado. Papá de cuatro hijos, el conductor de Código Sily (Radio Pop), regresó a la televisión con Animales Sueltos. Actor, escritor, productor y capitán de la pantalla chica, no le tiembla el pulso- ni la voz-, a la hora de hacer un balance de carrera.

-¿Qué balance hacés de tu recorrido en la actuación?

Mis últimos diez, once, doce años fueron muy buenos. Si agarramos desde que Argentain, más los seis siete que llevo de La cátedra del macho, hace años que no paro de hacer teatro. En televisión, llevo hechos ocho años de Animales sueltos más tres o cuatro tiras, también hace más de una década que tengo continuidad en la pantalla. En radio, estuve cuatro años con la negra Vernacci en Rock and Pop y van cuatro para cinco en Pop, con mi propio programa. Hice radio y teatro sin parar, que para un actor es una rareza. A veces, tenés una cosa, a veces otra. Y la mayoría de las veces, no tenés ninguna. Estoy muy contento con eso. Mi capital es que la gente sienta que yo puedo ser uno de ellos y meterme en el mundo del espectáculo.

LEA MÁS:

      Embed

-¿Qué tenés de tipo común y qué de sofisticado?

-De tipo común tengo el ochenta por ciento. No me privé de nada. Fui con mis hijos al cine a todos los shopping del mundo, un domingo a la tarde. Me fumaba que me sacaran la foto, que me parara la gente. Ibamos a la cancha e íbamos a la popular. No dejé de hacer nada por considerar que la popularidad a veces te complica. Yo me saqué fotos con mis hijos, los mostré, me sentí orgulloso. Voy a morfar a los mismos lugares de toda la vida. Me puse excéntrico en algunas cosas, digamos.

-¿Cuáles?

-Cuando viajo, me gasto mucha guita en los pasajes porque trato de viajar en ejecutiva. Le tuve mucha fobia al avión y en ejecutiva es el único lugar en donde puedo empastillarme y dormir. Y si salgo con mi pareja, gasto en ir a un muy buen hotel. Me gustan los buenos hoteles cinco estrellas. Con ella tenemos la costumbre que nos agarra la loca y hacemos turismo en Buenos Aires. Por ejemplo, nos vamos al Four Season y nos quedamos viernes, sábado y domingo ahí. Hacemos como si fuésemos alemanes en Buenos Aires. Vamos a comer, al cine pero en vez de volver a casa, volvemos al hotel. Es un plan divino que se lo recomiendo a cualquier pareja (Con Pamela). Aparte, te renueva la sexualidad, te dan ganas. Nos vamos al spa, sauna, hidromasaje juntos. Hace dos años que estoy con Pamela, y en esas cosas tengo esos gustos. De repente, un fin de semana me gasto unos buenos mangos, que me podría quedar en casa, y pasarlo bien. También, me gusta irme a Rosario, a San Pedro, San Nicolás, moverme con mis hijos. Acabo de volver de un crucero con ellos que la pasamos divino, y me gasté una punta de mangos.

"No soy ostentoso para vivir e invierto en ladrillos"

"En mi casa no vas a encontrar lujos, nada de eso. Es un departamento de cien metros cuadrados, en Caballito. Tengo unos cuantos televisores grandes y nada más. No es un departamento ostentoso, no lo necesito. Viví en deptos más grandes y me siento mal. Me gusta vivir en lugares más chicos. Compré algunos como inversión. En vez de comprarme la casa en el country, preferí comprar un depto para cada uno de los chicos y que les quede para el día de mañana, cuando se independicen. Lo hice para que, por lo menos, tengan con qué arrancar. Son propiedades chiquititas, de dos ambientes. Hoy, de corazón, no transo con nada que pueda tener que ver con mi profesión. Transé mucho tiempo por necesidad, durante mi primera etapa en la televisión. Tuve que agachar mucho la cabeza, bancármela. Desde que me siento que estoy instalado, después de veinte años de trabajar en esta industria, de que me fue bien y me acomodé económicamente, no hago lo que no me gusta".

      Embed

Comentarios Facebook