lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
La Matanza
09 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Entregan un plato de comida en el centro de Ramos

0
Comentarios


Desde hace dos meses y medio, al cruce de Avenida de Mayo y Rivadavia se acercan unos 50 vecinos, que se alimentan y cuentan sus necesidades.

Entregan un plato de comida en el centro de Ramos
Foto:

Desde hace dos meses y medio, un grupo de voluntarios -nucleados en Manos a la Olla- ofrece todos los jueves por la noche un plato de comida en el cruce de Avenida de Mayo y Rivadavia, en pleno centro de Ramos Mejía: son alrededor de 40 a 50 personas los que se acercan a recibirlo.

En diálogo con este medio, el impulsor de la iniciativa, Diego Gatto, señaló que "es gente que está en situación de calle, o que vive de changas, tanto de Ramos como de otros lugares, como por ejemplo Merlo o Liniers, que se acerca por la comida, pero también para compartir sus problemas".

Gatto -quien colaboró en la organizaciones Techos y Calles Solidarias- y vive en inmediaciones de la Plaza del Cañón (en el límite entre San Justo y Lomas del Mirador)- precisó que "todo surgió a través de un grupo de WhatsApp que se formó para fin de año, y de allí, hablamos de hacer una olla popular en Ramos; en mayo se hizo la primera reunión para coordinarla".

Los voluntarios -de ambos sexos y de todas las edades- se fueron sumando, a través de las redes sociales y del boca a boca, y así comenzó Manos a la Olla, que se maneja con donaciones y el esfuerzo de los voluntarios: desde la preparación de la comida -"cada jueves tenemos un cocinero distinto", precisó Gatto, quien el jueves pasado ocupó ese rol- a la entrega del plato de comida.

"La gente se toma muy en serio el voluntariado, si le toca cocinar pide el día en el trabajo y colabora toda la familia. La gente quiere ayudar, pero a veces no encuentra la forma de hacerlo", añadió.

"Siempre contamos con 10, 15 voluntarios, que están entre las 21 y las 22.30 en Avenida de Mayo y Rivadavia, para dar la comida. Si bien se acercan unas 40, 50 personas, alrededor de unas 20 se quedan esa hora y media; el resto llega y se va, en algunos casos son padres de familia que buscan comida para ellos y sus hijos. Vienen quienes están en situación de calle, cuidacoches, quienes realizan changas y hace un año llegaban con lo justo, y ahora no llegan, por lo que la comida que le entregamos seguramente es la única del día", detalló Gatto.

Contó luego que además de entregar el plato de comida, "escuchamos sus problemas. Hay de todo, gente que se quedó sola, que duerme a la intemperie y violencia de todo tipo. Por eso estamos articulando el trabajo con otras organizaciones, como con una fundación que brinda asistencia psicológica, para que puedan asistirlos".

Quienes quieran colaborar con Manos a la Olla pueden contactarse con la entidad a través de su página en Facebook -en la que la invitación es "sumá tu mano"-, ya sea para sumarse como voluntarios o para acercar de donaciones de productos como fideos, arroz, cereales, legumbres, conservas de tomates y vegetales, vegetales frescos, harina, queso, huevos -para elaborar las comidas- jugos en polvo, mate cocido, bizcochuelo, bandejas, cubiertos y vasos descartables.

Comentarios Facebook