miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Política
10 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Reunión de gobernadores terminó con un portazo

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


Una reunión de gobernadores convocada por el ministro Frigerio terminó con la salida intempestiva del mandatario pampeano, molesto con el de Mendoza. Demoran una licitación.

Reunión de gobernadores terminó con un portazo
Carlos Verna
Foto:

"Me levanté de la reunión porque no vengo acá para hacer lo que Mendoza quiere. A mí me robaron un río hace 40 años y no me lo han devuelto", disparó el gobernador pampeano Carlos Verna a la salida de un cónclave en Casa Rosada que, con su negativa a firmar el acta del COIRCO -un comité de cuenca del río Colorado que agrupa a cinco provincias y que se reunió después de 8 años- en el que el oficialismo tenía cifrada grandes esperanzas para terminar con múltiples diferendos y avanzar en la construcción de una presa.

El portazo de Verna por su negativa a la construcción de la represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento en la vecina Mendoza demorará la licitación y adjudicación de la obra ya que "se requiere unanimidad" de los miembros según el estatuto del COIRCO.

Acompañaron al irascible mandatario pampeano, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vida, su par neuquino, Omar Gutiérrez, el rionegrino Alberto Weretilneck y el mendocino Alfredo Cornejo, quienes habían sido convocados por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para tratar diferentes temas de esa cuenca hídrica.

La reunión comenzó 17.30 y se extendió hasta las 20. Verna estuvo poco más de una hora -algunas fuentes aseguran que hasta profirió insultos hacia uno de sus pares- y Vidal se retiró presurosa por la explanada de Rivadavia a las 19.22 ya que anoche tenía un compromiso en San Isidro.

Para el gobierno, no obstante, la reunión fue positiva porque permitió avanzar con el proyecto de la represa y otros aspectos del área hídrica de la región.

Tras el cónclave, el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Berezuartua, sostuvo en diálogo con este diario que "se avanzó en acuerdos para que la Nación lleve adelante estudios del sistema hídrico de las provincias para una futura toma de decisiones y sobre el tema de Portezuelo del Viento hay 4 gobernadores que firmarán el acta. Previo a su licitación, COIRCO deberá aprobar un estudio de impacto ambiental y el plan de llenado y destino de aguas abajo" de la represa.

Pese a las firmas de los mandatarios, la ausencia de la rúbrica de Verna demorará la cesión de los pliegos de la obra y su ulterior ejecución. Es que se requiere "unanimidad" para concretar un proyecto de esta envergadura en la cuenca.


LEA MÁS:

      Embed

En este sentido, en el gobierno admiten que se convocará a una próxima reunión y que se estudia la conformación de una autoridad de cuenca sobre el Desaguadero (vierte aguas en el Colorado). "Igual Verna vive enojado", se sinceró ayer un funcionario presente en la reunión al conjeturar sobre la verdadera naturaleza de la oposición del mandatario a los acuerdos propuestos.

En el oficialismo destacaron que lograron reunir a una comisión que estuvo ocho años sin sesionar y en la que los estados miembros mantienen juicios entre sí por antiguos litigios devenidos del uso de los cursos de agua.

"Quieren que le aprueben Portezuelo del Viento, le pedimos impacto ambiental de toda la cuenca y de COIRCO. Con la represa Los Nihuiles (Mendoza) se llenaron la presa y el agua volvió a La Pampa 25 años después. El agua no alcanza, tienen que presentar el modelo de operación a ver cuánta agua suelta (la futura presa), eso es lo Mendoza presentaría. Pero eso lo pedimos antes de la adjudicación de la obra, lo mismo que el impacto ambiental porque una vez adjudicada entran en juego los derechos adquiridos", concluyó Verna.

Comentarios Facebook