viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
11 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El caso impune del futbolista arrollado por un patrullero

Maximiliano Montenegro
0
Comentarios
Por Maximiliano Montenegro


Facundo Gonzalo Danese era jugador del Club Atlético Lugano. Circulaba en moto, en Monte Grande, cuando fue embestido por un móvil que iba a máxima velocidad, cruzó un semáforo en rojo y no tenía las balizas encendidas.

El caso impune del futbolista arrollado por un patrullero
Facundo integraba el plantel de 5ª división de la entidad de Tapiales. Un móvil policial lo atropelló y mató en mayo de 2015.
Foto:

En agosto, Facundo Gonzalo Danese hubiera festejado 18 años con sus compañeros del Club Atlético Lugano, donde jugaba al fútbol con mucho futuro. No pudo ser, porque el 3 de mayo de 2015 un patrullero de Monte Grande, a máxima velocidad, sin balizas y cruzando un semáforo en rojo, lo atropelló y mató cuando el adolescente volvía a su casa en una motocicleta. Desde entonces, la familia reclama por justicia, pero el policía conductor sólo estuvo demorado unas pocas horas el día del hecho y actualmente trabaja en una dependencia de Cañuelas.

"Le estamos pidiendo al ministro Cristian Ritondo y a la gobernadora María Eugenia Vidal que nos escuchen. Mi hijo Facundo no tuvo chance de vida porque el patrullero iba a una velocidad tremenda, cruzó en rojo y no tenía activadas las balizas. Fue una muerte horrible, porque el cuerpo lo encontraron a 25 metros del impacto. Así de impresionante fue la secuencia", dijo Roxana Cuellas, madre de Facundo, en diálogo con DIARIO POPULAR.

La jornada del dramático episodio, el muchacho había salido a pasar un rato junto a primos y amigos. "Nunca salía, porque su objetivo era triunfar en el fútbol, entonces se cuidaba mucho con el físico. Pero esa vez era fin de semana largo, y encima se fue en la moto. Fue una travesura, porque le habíamos prohibido usarla, justamente porque teníamos miedo de los accidentes", recordó la madre.

Un detalle doloroso de la historia sobre la muerte de Facundo es que un hermano mayor forma parte de la Policía Bonaerense. El día anterior, este muchacho estuvo patrullando las calles Monte Grande con el móvil Nº 19.719. Luego de terminar su turno, alrededor de las 19 horas del 2 de mayo, dejó la unidad en la seccional. Con ese mismo rodado, el adolescente sería atropellado horas después, a las 5 de la madrugada del 3 de mayo.

"Mi otro hijo dejó el patrullero, que luego utilizó el efectivo Daniel Uriarte, un inspector con once años de actividad. Ese día, el asesino iba junto a una integrante de la policía, que era además su esposa y madre de los hijos. Uriarte cruzó el semáforo en rojo, y manejaba a una velocidad tremenda. Ni siquiera tenía prendidas las balizas de emergencia. Nunca dio explicaciones a la justicia. Pero Facundo murió en el acto. Por el impacto, su cuerpo voló 25 metros", señaló Roxana.

Facundo había iniciado su carrera deportiva en el Club Cami de Monte Grande, para luego hacer las inferiores en el Club Lugano, donde al momento de la tragedia ya jugaba en la quinta división, con un futuro más que promisorio en "El Naranja de Tapiales". Sus compañeros de la institución lo recuerdan siempre con banderas pidiendo justicia. También forman parte de las marchas que se realizan en el lugar del hecho, en la intersección de las calles Malvinas y Bruzzone.

"Pedimos a Ritondo y Vidal que nos reciban, para contarles todo lo que sabemos sobre el homicidio de Facundo. Es mucha la impotencia. Y necesitamos que nos apoyen para tener esperanza de justicia", cerró la mujer.


LEA MÁS:

      Embed



      Embed



Comentarios Facebook