viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
10 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El uno por uno de Brasil-Argentina

0
Comentarios


Ningún futbolista del equipo de Bauza se destacó, mientras que hubo varias figuras en la verdeamarela.

El uno por uno de Brasil-Argentina
Foto:

Argentina

Sergio Romero (3) se cansó de ir a buscarla adentro del arco, casi no usó las manos, apenas un tiro libre atajó y sin siquiera retenerla.Pablo Zabaleta (2) no paró a nadie, lentísimo, lo pasaron cada vez que decidieron encararlo, va a soñar con el número de Neymar.

Nicolás Otamendi (3) jugó distraído, no marcó a nadie y le miró los números de las camisetas a todos. Coutinho lo bailó.

Ramiro Funes Mori (3) jugó de regalo todo el segundo tiempo, muy flojo partido del mellizo, que abusó de las patadas.
Emmanuel Mas (2) en el tercer gol de Brasil parecía un jugador amateur, ni siquiera pudo pasar al ataque. En la marca dio todas las ventajas.

Enzo Pérez (4) jugó solo 45 minutos y lo sacaron cuando había mostrado algunas buenas cosas. Un regreso sin nada de gloria.
Javier Mascherano (3) esta vez el Jefe fue un empleado al servicio de los jugadores rivales que lo bailaron. Corrió para todos lados pero mal.


Lucas Biglia (3) en el primer tiempo pateó al arco, fue lo único que hizo, todavía esta buscando la pelota para intentar jugar un poco.

Angel Di María (2) fue intranscendente por la banda, pateó mal al arco, no pudo sacar diferencias y fue tibio en cada acción hacia adelante.

Lionel Messi (5) el único que al menos por momentos pidió la pelota, luego se desdibujó, como todo el equipo.

Gonzalo Higuaín (2) fue casi un espectador de lujo, que ni trabajo les dio a los defensores rivales que sin siquiera esforzarse lo controlaron.

Sergio Agüero (4) entró para ver si le daba más peso ofensivo, aunque armó algunas jugadas.

Brasil

Alisson (6) sin preocupaciones, la tibieza ofensiva de la Argentina jugó a su favor. En las pocas intervenciones que tuvo cumplió. Además frenó bien las intenciones de Messi cuando ejecutó los tiros libres. Dani Alves (6) metió varios pases largos y, cuando fue necesario, subió e incomodó al rival. Experiencia en el fondo, que comprendió a la perfección las distintas velocidades.

Marquinhos (6) impuso su presencia tanto en el juego aéreo como en los anticipos. Cuidó muy bien la zaga y brindó completa tranquilidad. Jugó al offside y complicó a los delanteros.

Miranda (6) jugó bastante al límite ocasionando infracciones innecesarias, ante una floja ofensiva se impuso sin problemas. Su actuación fue de menor a mayor.

Marcelo (6) otra importante rueda de auxilio. Con su voz acomodó a los compañeros y más de una vez tomó la lanza para salir a atacar.

Paulinho (8) pura habilidad del volante que le dio rienda suelta a los lujos. Le ganó las espaldas a Di María, además, con llegadas sorpresivas alcanzó su gol.

Fernandinho (6) pegó bastante y, además, siguió de cerca a Messi. Le dio algunas murras, jugó al límite, pero bajó las pulsaciones a medida que la goleada fue tomando forma.

Renato Augusto (6) se complementó con los delanteros. Puras paredes y velocidad para ganar su calle.
Coutinho (7) se comió la cancha al momento de encarar, pues abusó de Zabaleta y un flojo Enzo Pérez. De esa forma llegó el primer gol.

Gabriel Jesús (7) en su función de nueve no se desveló por mojar, sino que jugó para el equipo pivoteando y haciendo el trabajo sucio en los últimos metros.

Neymar (9) destrozó por izquierda al fondo y mediocampo argentino. Su gol era sabido que iba a llegar. Le pegaron bastante, y sacó de las casillas a todos al tirar lujos.




      Embed





Comentarios Facebook