jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
13 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Carlos Vives: "Cambia la tecnología, pero los valores no”

0
Comentarios


En una visita relámpago, el colombiano dice que los “me gusta” de las redes no lo desvelan y que el músico no debe subestimar su rol social. Se asume fanático del rock argentino: “su poesía nos volvió más exigentes”.

Carlos Vives: Cambia la tecnología, pero los valores no”
Foto:

El paso de Carlos Vives por Argentina sólo puede compararse con un torbellino. La rauda visita del músico colombiano sirve para anunciar sus próximos shows en el Teatro Gran Rex los próximos 18 y 19 de marzo de 2017. Claro que en el marco de la gira de su último disco Vives -hit compartido con Shakira incluida- suma su participación en el programa de Susana, un paso por El Morfi en Telefé más varias radios, felices con su presencia.

Se ríe con la obvia pregunta a propósito del vértigo: ¿Vives o no vives? Aunque igual advierte a Diario Popular: "Disfruto mucho de venir a cantar, a trabajar, de poder compartir tantas cosas, de recibir el cariño de toda la familia por lo que hago". Y vaya que es cierto, las 373 millones de visitas del video La Bicicleta explican tanto arrastre. Sin embargo, el artista no se convence con tal parámetro. "Hay una medida con la que no me llevo bien, de pronto algo tiene 400 millones y por eso es importante. Me siento reacio o rebelde a ver todo de ese modo. Por supuesto que hoy el sistema se mueve así, con tantos likes y seguidores, aunque filosóficamente no creo tanto en ello", confiesa y suma: "Hay valores que no tienen que ver con la cantidad, sino con la calidad humana".

Entre tantas definiciones, el hombre oriundo de Santa Marta suma a su trayectoria éxitos como La Gota Fría, Déjame Entrar o Bailar Contigo, pero también representar a UNICEF y es distinguido en los Estados Unidos como embajador de las comunidades étnicas para promover la inclusión social. Tareas que, según dice, lo llevan a tener una obligación en cada exposición. "No se puede subestimar el poder educativo que tiene nuestra labor, si aquello que hacemos con la música, desde la televisión lo pensamos sólo por lo comercial y no cultural, estamos equivocándonos. El joven también valora esos medios poderosos y todo lo que rodea al glamour del artista". ¿Qué le diría el Vives joven a éste? (risas). "Qué tengo razón, que cambian las tecnologías, los colores y las cosas pero los valores no cambian. Herir a alguien u ofender a alguien, esas leyes no se pueden violar porque cambió el tiempo. Mientras esa educación de nuestros hijos sea en valores y sean sólidos, eso no cambia de moda".

En ese granito de arena, Vives cuenta que la transformación de la industria "me dejó sin disquera". No obstante, el cantante siguió con un proyecto desde Bogotá que incluye un teatro, un emprendimiento gastronómico y una escuela de música para doscientos chicos. "Tengo un nuevo estudio, un sello musical para artistas locales". La idea de convertirse en un Peter Gabriel de América lo divierte. "Sabes qué él tiene mucho que ver con mi trabajo, dos de sus ingenieros de sonido estuvieron conmigo. Incluso produjeron mi disco La Tierra del Olvido, entonces Gabriel trabajó con nuestra cantadora insigne de cumbia, Totó la Momposina, de algún modo estamos conectados con el espíritu del inglés", asume.

Cuando habla de Buenos Aires se entusiasma cual adolescente. "Es que uno se crió con el rock argentino, su poesía nos hizo ser bastante exigentes a la hora de las canciones. Cuando has mamado a Luis Alberto Spinetta, a mujeres como Sandra (Mihanovich) y Celeste (Carballo), incluso ahora vuelvo con un acetato (vinilo) de Charly y La Máquina de Hacer Pájaros". Tal agradecimiento hacia nuestro país incluye un viejo gustito que Carlos pudo darse. "Tuve la oportunidad de haber cantado en el Luna Park después de muchos años, pude cantar con Nito Mestre y me sentí Charly, ¿qué más puedo pedir?", concluye.

LEA MÁS:

      Embed

      Embed


Comentarios Facebook