miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
14 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Vélez, de la tensión al desahogo

Gabriel Fernández
0
Comentarios
Por Gabriel Fernández


El domingo del Amalfitani tuvo distintos climas a lo largo de los noventa minutos. Arrancó con nervios, pasó por la desaprobación y los silbidos y terminó con un alivio provisorio.

Vélez, de la tensión al desahogo
Foto:

Esta tarde cueste lo que cueste, esta tarde tenemos que ganar". El grito clásico con que la gente de Vélez recibió a su equipo en el arranque del domingo, era todo un mensaje que servía para anunciar una jornada tensa, cargada de preocupación e impaciencia y que recién con el penal que convirtió Maximiliano Caire y el pitazo final de Fernando Echenique, tuvo signos de desahogo y algunas sonrisas.

Vélez vive un momento futbolístico difícil e incómodo, pero por sobre todo, inusual para su gente que vivió las últimas décadas emparentada con el éxito y las consagraciones.

Dentro de este contexto, el primer tiempo del equipo de Omar De Felippe subió el grado de descontento de los hinchas, el paraguayo Blas Cáceres y Gonzalo Díaz fueron los más resistidos, que acompañaron con abucheos el trayecto de los once protagonistas del centro del campo hacia la manga.

El gol prematuro del juvenil Matías Vargas, categoría '97, picante, gambeteador y frontal, bajó el grado de ansiedad. Hasta que Cristian Nasuti asumió uno de los papeles principales. El "2" le sacó la posta del primer penal a Maximiliano Caire, pateó sin la actitud que la situación requería y pasó a ser el "malo" de la película. A tal punto que todas sus intervenciones posteriores tuvieron una estruendosa silbatina de fondo.

Claro que el segundo penal, gol de Caire, cambió el panorama y los tres puntos, que subieron al equipo un escalón en la tabla de los promedios, trajeron calma y hasta algunos aplausos.

La versión del técnico

Vélez arrastraba tres derrotas consecutivas y no eran pocos los que ya miraban de reojo a Omar De Felippe.

Sin embargo, en conferencia de prensa, el entrenador de Vélez trató de sacarle todo signo de dramatismo al presente de su equipo y hasta bancó a sus jugadores con Cristian Nasuti a la cabeza.

"El Tano Nasuti levantó la mano en el momento que se dio la jugada del primer penal y eso para mí tiene mucho valor. Por eso, le dije en el vestuario que si nos toca tener otro penal, se lo a dar a él", remarcó De Felippe.

Después, a la hora de analizar el juego agregó que "todavía no nos tocó ir al entretiempo y plantear un partido desde un triunfo. Pero el punto no nos servía".

      Embed


Comentarios Facebook