viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
14 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Se entregó el “abuelo pistolero” de Villa Mitre

0
Comentarios


El hombre de 80 años que disparó a su vecino se presentó este lunes en el Palacio de Tribunales, tras permanecer 48 horas prófugo

Se entregó el “abuelo pistolero” de Villa Mitre
Foto:

Después de balear a un vecino, en el barrio porteño de Villa Mitre, Alfredo Claudio Longaricho, el hombre de 80 años, al que apodaron en el barrio como el "abuelo pistolero", se entregó este lunes por la tarde, tras permanecer durante 48 horas prófugo.

El anciano se presentó en el Palacio de Tribunales ante el juzgado de Instrucción 17 y se puso a disposición de la justicia.

LEA MÁS:

      Embed

Longaricho hirió de dos balazos ( uno en el brazo y otro en el tórax) a su vecino, Luciano Cristóbal Russo, de 32 años, quien a raíz del hecho permanecía internado en terapia intensiva en el Hospital Álvarez, peleando por su vida.

El hecho ocurrió el viernes pasado en la zona de Juan B. Justo y Boyacá, a raíz de una presunta discusión de la que no trascendieron mayores detalles.

      Embed

 El viernes pasado, efectivos de la Comisaría 50 fueron desplazados por el Departamento Federal de Emergencias por un hecho que ocurrió en un edificio de la Avenida Juan B Justo al 4900. Al llegar al lugar los oficiales se encontraron con una persona con dos disparos a la altura del tórax y otro en el brazo izquierdo que había discutido con el anciano, quien padecería problemas psiquiátricos.

 Tras la agresión, policías de la comisaría 50a. intentaron entablar una conversación a través del portero eléctrico con el agresor pero no pudieron convencerlo para que se entregara.

 Los efectivos notificaron al juez de instrucción Roberto Ponce, quien dispuso un allanamiento a la vivienda y los efectivos, con apoyo del Grupo GEOF y peritos psiquiátricos, aguardaban el momento para ingresar. Tras más de tres horas de tensión, alrededor de las 23:00, los efectivos ingresaron a la vivienda y comprobaron que el anciano no estaba.

      Embed

Comentarios Facebook