domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Boxeo
16 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Boxeo desigualitario

Gustavo Nigrelli
0
Comentarios
Por Gustavo Nigrelli


Sin machismos ni arbitrariedades, la realidad boxística está gobernada por el mercado, en el que todos somos indirectos cómplices: ¿entre una figura femenina y otra masculina, a quién mira la gente? ¿En calidad y cantidad de propuestas, quién sobresale entre mujeres y hombres? Dos ejemplos de este fin de semana son casos testigo.

Boxeo desigualitario
Foto:

Sería bueno hacer primeramente un censo imaginario entre los lectores. ¿Ud. qué miraría?

Este sábado habrá dos programaciones boxísticas para elegir en diferentes canales: una local -para variar, de boxeo femenino- y otra internacional, masculina.

En la primera, se enfrentarán "La Pantera" Anabella Farías vs Marisa Núñez, en San Fernando, Pcia Bs As, por el superligero CMB que ostenta Farías, televisado por TyC Sports a partir de las 23:00.

En la segunda, Sergei Kovalev (Rusia) vs André Ward (USA), desde Las Vegas, por el mediopesado AMB, FIB y OMB del ruso, en directo por Space a partir de las 23:30.

Tal vez el zapping pueda ayudar a enganchar ambas si las coordinan, pero de no ser así, ¿cuál elegiría ver ud?

Uno es un título mundial femenino entre una de las mejores boxeadoras libra por libra del momento según la revista The Ring, que ubica a la Pantera 7ª en su publicación de octubre de este año.

He aquí el recorte:

      Embed
banner

De las dos primeras de ese empírico ránking, una sonó como rival de Anabella para el año pasado en welter (Braekhus), aunque quedó en la nada, y la otra (Persoon) fue su única vencedora en el profesionalismo.

Sin dudas, Farías es una de las referentes del boxeo con pollera a nivel mundial.

Fue además considerada por la UPERBOX (Unión de Periodistas de Boxeo de la República Argentina), como la mejor boxeadora argentina del año pasado y ganadora del Firpo de Oro femenino.

Este sábado enfrentará a la 10ª del CMB, en cuyo ránking, de las 5 primeras retadoras, 4 son argentinas: La Locomotora Oliveras, La Camionera Fernanda Alegre, Celeste Peralta y Ana Laura "La Monita" Esteche.

A Oliveras ya la venció en México y bien cabría una revancha alguna vez, porque siempre quedó la pica. Mas parece imposible realizarla -¿en qué andará Oliveras?-. Tanto como enfrentarse a cualquiera de las otras 4, que son realmente de lo mejorcito, alguna de las cuales hasta podría vencerla. ¿Hay parámetro entonces para establecer un escalafón serio? ¿Hay razón para quejarse de la falta de igualdad entre ambos sexos, como se quejan las boxeadoras a veces?

Núñez, efímera campeona superligero de la FIB, tiene un record de 7-6-2, 0 KO. ¿Hace falta adivinar quién va a ganar? ¿Tiene verdadero "gancho", merecida atracción esa pelea, habiendo tantas mejores para realizar, máxime tratándose de una top ten libra por libra como Farías, con los pergaminos que encierra en su rubro?

Por el otro lado, Kovalev, el campeón que expone todas sus fajas mediopesado de la AMB, FIB y OMB, para The Ring es el 2º libra por libra, delante del mismo "GGG" Golovkin. Y Ward el 4º.

Mirá el último ránking

Es más: Ward puede destronar al ruso en opinión de varios, que incluye la de este escriba.

¿Cuál irá a ver el público boxístico argentino?

Claro que allá es donde "está la plata" para realizar este tipo de peleas, por eso pueden hacerse. Pero no menos cierto es que ellos la generan, de lo contrario no habría cómo pagarlas. Es un círculo virtuoso. A mayor importancia, mayor dinero, y por ende, mayor interés.

¿Pero por qué en USA, la Meca del boxeo, no hay boxeo femenino? ¿Cuál sería la máxima pelea que podría hacerse hoy entre mujeres? ¿Ellas la aceptarían?

Por supuesto, todo dependería de cuánto les ofrezcan. ¿Pero serían capaces de producir un interés tal que pueda justificarse un pay per view, o bolsas exorbitantes, como en el caso de los varones?

La única vez que hubo interés en un combate femenino en el boxeo internacional, la pelea no se hizo. Fue en la década del '90, con las encumbradas Christy Martin y Lucía Rijker.

Ambas fueron rivales de la Tigresa Acuña, y la vencieron a comienzos de su carrera –casualmente, sus dos primeras peleas-, pero entre ellas finalmente, por H o por B, no pelearon.

Convéngase que para armar acá mejores propuestas, o elevar el nivel de las retadoras, tampoco hace falta "tanto" dinero, máxime cuando tampoco hay un mercado en ninguna parte que esté dispuesto a programarlas redoblando bolsas. No por machismo, sino por negocio, porque en materia de dinero, éste no tiene sexo, ni religión, ni raza. Sólo conveniencias y réditos.

Ahora bien; convengamos que para llegar hasta esos niveles, algo hay que hacer. No se llega de la noche a la mañana, ni por soplar y hacer botellas. El boxeo masculino también hizo un camino de inversión en los primeros tiempos, con bolsas poco redituables, sin TV y con contratos leoninos.

En cambio las mujeres, que reclaman igualdad de condiciones, bolsas y cartel, no actúan en consecuencia, ni siquiera pudiéndolo hacer. 

Y una de las que suele encabezar esas proclamas –la Locomotora Oliveras- brilla por su ausencia desde hace casi 3 años, en los que hizo apenas 2 peleas (una ante la propia Farías). ¿Reclaman igualdad?

No en vano la gente optará seguramente por ver la pelea entre dos extranjeros, en vez de la programación nacional, cosa que poco tiene que ver con el sexo.

Para cazar al pez gordo hay que internarse en el mar, mojarse hasta el cuello, transpirar, y repetir intentos, a veces a cambio de nada o sobreviviendo con la pesca menor.

Lo que sí es seguro que no tendrá la misma cosecha aquel que arriesga y va en busca de conquistas, que el que se queda en la orilla a la espera de lo que sobra.

      Embed


Comentarios Facebook