jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Barracas - La Boca
17 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La VTV trajo orden, más movimiento y ventas

0
Comentarios


En Barracas funcionan cuatro de las siete plantas que habilitó el gobierno porteño para realizar los controles vehiculares. Y ya empiezan a notarse los cambios.

La VTV trajo orden, más movimiento y ventas
Foto:

En octubre comenzó a ser obligatoria la Verificación Técnica Vehicular en Capital Federal para todo tipo de vehículos. El trámite lo realizarán los automovilistas mediante un cronograma establecido por el Gobierno de la Ciudad, y de acuerdo a la antigüedad del rodado. Para poder cumplir con la obligación, hay 7 talleres habilitados de los cuales 4 están en Barracas. Los otros se encuentran en La Paternal, Pompeya y Villa Ortúzar.

¿Cuáles son las plantas para hacer la VTV en Barracas? Las que se encuentran en la avenida Vélez Sársfield 566, en Santa María del Buen Ayre 1001, Osvaldo Cruz 1711 y en Herrera 1995. Esta última es la más grande y hasta allí fuimos para ver cómo incide en el barrio el movimiento generado por la VTV. PORTEÑO DEL SUR realizó una recorrida por la manzana compuesta por las calles Herrera, Río Cuarto, Vieytes y la avenida General Iriarte. 

Por un lado los vecinos y algunos comerciantes advirtieron como positiva a la llegada de estos talleres verificadores a la zona, principalmente por el tema "seguridad". "Desde que está la planta, veo más movimiento, más efectivos. Desde que hace un par de años mataron a un prefecto en la esquina de Herrera y Río Cuarto, esto se había puesto inseguro. Ahora está mejor, me parece. Al menos, de día", contó una joven estudiante mientras paseaba a su perro Beagle. 

En tanto, el encargado del taller mecánico La rueda loca contó: "Yo lo veo bien. Hace 65 años que vivo en la zona y creo que le hace bien al barrio. Enfrente hay una empresa de micros que respetaba poco las normas y creo que con esto la cuestión puede cambiar y dejarán de parar a esas moles en el medio de la calle. Además asfaltaron Río Cuarto, aunque en mi caso, falta que vengan a terminar la rampa de acceso al taller".

Los comerciantes gastronómicos dieron versiones dispares. Por un lado, el quiosquero de Río Cuarto (casi esquina Herrera) y la vendedora de un trailer apostado en la misma cuadra coincidieron en que por ahora no notaron cambio alguno y que le siguen vendiendo a la misma gente que el mes anterior. Lo mismo expresaron las chicas que atienden en el local de venta de sandwiches de miga y tortas, ubicado sobre Vieytes al 1500. "Trabajamos bien, pero con la misma gente de antes", dijo una de ellas.

En tanto, los outlet de indumentaria sí notaron la diferencia. Uno de los vendedores del local dela esquina de Herrera e Iriarte nos dijo: "Se nota el cambio. Está viniendo gente que no es del barrio y que ni sabía que acá estaban estos outlet de ropa. Los sábados, que viene más gente, se arma una larga fila sobre Herrera y entonces aprovechan para bajarse y comprar algo". Además, también manifestó que está algo más seguro. "La zona se había puesto muy picante. Ahora parece algo más tranqui", dijo el empleado.

Continuando con la vuelta manzana encontramos a los recepcionistas de la VTV. Uno de ellos nos contó: "Nosotros somos unas 60 personas las que trabajamos acá en el taller". Las inspecciones se hacen de lunes a viernes de 8 a 18 y los sábados de 8 a 13.

Sin duda que Barracas comenzará a notar cambios a partir de la instalación de los cuatro talleres de VTV. Algunos vecinos ya lo ven como algo positivo. También lo será para los comerciantes, más allá de que algunos todavía no lo notan.

Comentarios Facebook