viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
17 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tremenda revelación de un futbolista: un DT lo abusó de niño

0
Comentarios


Se trata del inglés Andy Woodward, quien confesó su padecimiento en diálogo con el diario inglés The Guardian. Su abusador recibió nueve años de cárcel en el '98, y una nueva sentencia en 2015

Tremenda revelación de un futbolista: un DT lo abusó de niño
Foto:

El ex defensor inglés Andy Woodward, de 43 años, contó su sufrimiento en una entrevista con el diario inglés The Guardian, en el que confesó que "a los 11 años, mi entrenador abusaba de mí, y me arruinó la vida". El violador fue Barry Bennell, quien fue a la cárcel luego de admitir 23 abusos a niños de entre nueve y 15 años.

Woodward y Bennell se conocieron a principios de los '90, en la English Football League, lo que acabó siendo la Premier League. Woodward hizo una prueba en Stockport Boys, y Bennell, cazatalentos, lo invitó a participar de la escuela de formación del Manchester City. Él aceptó. Y, de hecho, se quedó en la casa del captador, uno de los más prestigiosos de Inglaterra.

Era ahí donde abusaban de él. Bennell recurría a la violencia física y psicológica. La situación empeoró cuando Bennell empezó a tener una relación con la hermana de Woodward, de 16 años. "Él tenía completo poder sobre mí en esa etapa. Era como un doble golpe y él trataría de abusar de mí a veces incluso con mi hermana en la misma casa. Más tarde, cuando su relación se hizo pública, vendría a la cena del domingo todos los fines de semana, sentado con mi madre y mi papá y mi familia, riendo y bromeando. Estaba tan asustado de él que tuve que sufrir en silencio", lamentó.

Bennell y la hermana de Woodward se casaron. Woodward llegó al primer equipo del Crewe, pero se lesionaba todo el tiempo: sus problemas físicos eran, más que nada, por problemas psicológicos. Woodward habló de su padecimiento en el '95, y denunció a Bennell. Continuó jugando y en el '99, cuando el abusador fue a la cárcel, estaba en Sheffeld United. "Durante las dos temporadas siguientes jugué un poco del mejor fútbol de mi carrera. Tal vez sentí que lo había conseguido y que podría finalmente seguir con mi vida".

Lo que siguió fue la oscuridad. Sufrió ataques de pánico y debió dejar el fútbol. "Por suerte hay muchas personas de distintos ámbitos que se animan a contar por lo que han pasado. Pero en el mundo del fútbol es aún más difícil hablar. Sólo ahora, a la edad de 43 años, siento que realmente puedo vivir sin ese secreto y esa carga enorme y horrible. Quiero sacarlo y dar a otras personas la oportunidad de hacer lo mismo. Quiero darle fuerza a la gente. Yo sobreviví. Perdí mi carrera, que fue una gran cosa para mí, pero todavía estoy aquí", señaló en la entrevista con el periódico inglés.

En mayo del 2015, Bennell volvió a ser sentenciado al constatarse otro abuso, en esta oportunidad a un chico de 12 años.

      Embed


Comentarios Facebook