domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
SurUrbano
18 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El aguatero regresó a Lomas con custodia policial

0
Comentarios


Como en tiempos de la colonia, en pleno siglo XXI, aún hay unas 10.000 personas que acceden al agua potable gracias a un camión aguatero. Temor por el dengue y las altas temperaturas.

El aguatero regresó a Lomas con custodia policial
Foto:

Ayer, después de 10 días, los habitantes del precario barrio 8 de diciembre de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, volvieron a tener agua potable, gracias a que la Policía volvió a custodiar la visita del camión de AySA que les provee de agua potable dos veces por semana.

Como en tiempos de la colonia, son alrededor de 10.000 vecinos de asentamientos de la periferia lomenses que aguardan semana a semana la llegada del camión aguatero para acceder al vital elemento.

En el caso del mencionada asentamiento, la Comisaría 5ta. accedió disponer de un móvil ante un desesperado pedido de directivos de la Fundación Che Pibe.

La suspensión del servicio se produjo luego de que el gobierno municipal y la Policía suspendieran la presencia de un patrullero en la zona mientras se hacían la descarga. La empresa estatal tomó dicha determinación tras los robos y algunos malos momentos sufridos por el personal.

El Foro Hídrico, la Fundación Che Pibe y organizaciones gremiales están extremadamente preocupados por esta situación ante la llegada del verano y el dengue, ya que las familias se ven obligadas a acumular agua en tachos sin tapa o piletas.

Ramón Mondragón, del Foro Hídrico, precisó que esta situación la padecen otros asentamientos como Eva Perón, Paredón, San Diego, 2 de Mayo, Soledad, Nuevo Amanecer.

"La Municipalidad enviaba a un patrullero de la Policía Local pero después lo suspendió y complicó todo", disparó Mondragón, al tiempo que recalcó el grave riesgo sanitario al que se expone a sta población.

Desde el Foro Hídrico propusieron a AySA reactivar algunos pozos de Llavallol para proveer a esta zona, pero la empresa lo rechaza por los elevados costos que representa. "Más antieconómicos son los tratamientos que debe costear el Estado deba atender los problemas de salud que sufre la gente", subrayó Mondragón.

      Embed


Comentarios Facebook