sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Turf
20 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En un Dardo Rocha especial, Keane se consagró a lo grande

Gustavo Ábalo
0
Comentarios
Por Gustavo Ábalo


Con notable guía de Ortega, el pupilo de Gaitán Dassié (jockey y entrenador fueron las figuras de la fiesta) se impuso por 2 cuerpos sobre Romaño en tiempo record: 2’28”58c. Ahora, el Equal Stripes buscará el Pellegrini (G1).

En un Dardo Rocha especial, Keane se consagró a lo grande
Foto:

El turf platense se merecía una fiesta así. Ayer, en un Hipódromo de La Plata colmado de público, se corrió un Gran Premio Dardo Rocha (G1-2.400 metros, $ 2.300.000 al 1º), prueba insignia de la hípica local, muy especial, porque significó algo así como un antes y un después; una bisagra entre el decadente pasado reciente y el presente y futuro que ilusionan. El circo sureño, con todas las remodelaciones que encaró la nueva administración, lució como hacía mucho tiempo no lo hacía; se pareció bastante a su época de esplendor.

En ese marco, Keane ($ 2,05) salió a la cancha a cumplir con la mayoría de los aficionados que, como era obvio, lo erigieron favorito. Y el hijo de Equal Stripes no defraudó, todo lo contrario: desplegó su enorme potencial, brindando una exhibición para consagrarse a lo grande.

Con una fantástica guía de Eduardo Ortega Pavón (el piloto conquistó su primer Dardo Rocha), el pupilo de la familia Gaitán (Alfredo logró su segundo éxito en este cotejo, pues lo había conseguido en 2014 con Idolo Porteño) postergó por 2 cuerpos a Romaño -de gran performance-, en el formidable registro de 2'28"58c., nuevo record para la distancia. Mr. Nedawi, con 2'28"90c., era hasta ayer el poseedor de la plusmarca.

      POP201116-023F04.JPG

Orteguita lo trajo tranquilo, suave, en la segunda posición al defensor del stud Santa Elena. Pero cuando pasaron por primera vez la sentencia, el zaino se adueñó ya de la vanguardia y entonces poco a poco comenzó el show. Es que Keane dominó la contienda a voluntad, y cuando Romaño -que vino tercero, expectante- fue a buscarlo en la recta, lo mantuvo a raya, haciendo vanos los intentos del crédito de La Frontera por alcanzarlo. El resto de los rivales, más allá del valioso tercer puesto de Hortensius, a 1/2 largo, en otra cosa.

Fue todo del favorito, que alcanzó su cuarta victoria en fila, la tercera al hilo en el Bosque y la primera en el más alto nivel. Fue una merecida, esperada y fabulosa consagración. Ahora, si todo sigue así, irá nada menos que por el Pellegrini (G1). Qué carrera que se viene...

      Embed


Comentarios Facebook