miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
21 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Salvaje golpiza de un policía a joven con una manopla

0
Comentarios


El hecho ocurrió en Salvador Mazza, Salta, en el marco de una pelea que se inició en el baño de un boliche y que terminó con el efectivo detenido y con un comerciante de 23 años herido

Salvaje golpiza de un policía a joven con una manopla
Foto:

Un policía fue detenido tras causarle graves heridas a un joven de 23 años al que golpeó con una manopla tras una pelea que se inició en el baño de un boliche de la ciudad salteña de Salvador Mazza, en Salta.

El episodio, que fue difundido este lunes, se produjo el viernes último por la noche y tuvo como víctima a Blas Ferreyra, quien es comerciante y padre de familia, y se originó en un boliche con karoake de esa ciudad fronteriza, al que concurrió con su esposa.

Según le relató el joven al diario El Tribuno, en un momento determinado se dirigió al baño e irrumpió un policía de la Brigada de Investigaciones local de apellido Durán. "Él estaba apurado en orinar y me corrió. Me empujó con una piña fuerte en la cara. Yo lo empujé y cayó al piso. En ese momento todo quedó ahí", relató.

Sin embargo, la pelea continuó alrededor de las 5:00 del sábado, cuando Ferreyra se retiraba a bordo de un taxi con su esposa, la prima de la misma y una amiga. Durán los interceptó y continuó la pelea, esta vez ante la presencia de otros efectivos. El muchacho recibió un corte en el rostro tras la reyerta, que pareció terminar cuando el policía se retiró.

Mientras el joven conversaba con otro policía que intentaba asistirlo, siempre según su relato, Durán apareció con una manopla y le pegó en el rostro. Como producto de la agresión, Ferreyra sufrió el desprendimiento de dos centímetros de labio entre otras heridas.

El joven se retiró a su domicilio a descansar y al levantarse se dirigió a la comisaría de la zona para radicar la denuncia, pero no lo atendieron. Después, se presentó en la guardia de un hospital y quedó internado, a la espera de una cirugía reconstructiva.

Pocas horas después de que no fuera atendido en una comisaría, una comisión policial se presentó ante su familia con el pedido para que formalice la denuncia. "El policía que vino a mi casa, me dijo que su jefe quería que mi hijo vaya urgente a formalizar la denuncia. Me dieron a entender que el tal Durán, quien vive en Aguaray, estaba loco, demente y que siempre generaba conflictos", contó Graciela Cajal, madre del joven agredido.

Finalmente, el fiscal penal Armando Cazón ordenó la detención del policía Durán, quien fue suspendido de sus funciones.

      Embed

Comentarios Facebook