viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
22 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

A River le cantan “qué va a ser de ti lejos de casa...”

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


El equipo padece cuando se va de Núñez. Lo que tan buenos signos le dio entre 2014 y 2015 ahora se le convirtió en su talón de Aquiles. Las estadísticas del 28 por ciento de efectividad marcan la mala pauta.

A River le cantan “qué va a ser de ti lejos de casa...”
Foto:

Los datos duros y matemáticos desnudan un valor muy negativo en River Plate en este año 2016; sólo tres victorias fuera del Monumental en toda la temporada es muy poco para un equipo que venia de ganar mucho y jugar bien desde que asumió Gallardo a mediados del 2014.

Durante más de un año y medio, el equipo del Muñeco perdía poco y nada de visita, en especial en los cruces internacionales de las copas que ganó. Pero todo cambió en este arranque del calendario y por eso para encontrar un buen triunfo, serio y efectivo, hay que remontarse a un lejano y solitario 4 a 0 en la Copa Libertadores frente a Trujillanos. Al tiempo que en la plano argentino aparecen a un juego por campeonato saliendo de Alcorta y Udaondo (Olimpo 1-0 y Talleres 1-0).

La cosecha en general es magra y pobre y agrega 7 empates y 9 derrotas, una marca inédita en la ganadora era de Marcelo Gallardo.

Está a la vista que para River estar fuera del Monumental es un karma que duele, es como sí entrara en zona de extrañar y padecer. Razón por la cual, dicha mala versión de visitante, lo han hecho quedarse lejos de la pelea del torneo local e irse rápido en la Libertadores cuando perdió 2-0 ante Independiente del Valle y no pudo darlo vuelta de local.

Otros golpes fueron en el torneo local cuando tenía todo para acercarse al Pincha fueron no poder ganarle al propio puntero, Además de quedar mal parado contra Defensa, Patronato y Arsenal; tres partidos que tuvo a tiro para sumar de a tres. Más allá de los números finales que aportan un pésimo 28 por ciento de puntos obtenidos, el análisis es que tampoco pudo mostrar su juego o su imagen de jugar siempre igual de local que de visitante.


LEA MÁS:

      Embed


El bajón del equipo fue mucha más evidente lejos del calor del hogar propio. Ahora le quedan Independiente y Olimpo para intentar dar vuelta la historia. Por lo pronto y a favor del Millo está el tema que en la Copa Argentina -que no se juega en el Monumental y es en cancha neutral- este año viene invicto ya lleva ganados 4 partidos, claro que los rivales estaban por debajo de su nivel y hasta jugando flojo -cómo sucedió con Unión- le bastó para superarlos. Gimnasia la semana que viene será una prueba dura y una oportunidad para salir de la mala racha.

Fueron muchas las razones que acabaron alimentando este mal momento lejos de su casa, desde lesiones incómodas, pasando por suspensiones y bajos rendimientos. Pero lo raro y llamativo es que esos conflictos lo puede resolver en su casa, pero no lo logra solucionar cuando viaja a de visita.

      Embed



Comentarios Facebook