domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Participación

“No hay forma de deshacerse de ese veneno”

Señor director:

Las personas, especialmente las jóvenes, no tienen idea de que ciertos placeres sólo conducen a futuros sufrimientos y perder años de vida. El tabaquismo es algo tan malo que solamente se arregla en sus etapas finales con un repuesto extractado de otro cuerpo. Cuando nacemos los pulmones son rosados casi como la piel del bebé. Con el tiempo, de respirar el smog producido por el humano, los alvéolos pulmonares se van tapando. Allí es donde la sangre toma el aire para llevarlo a todo el cuerpo. El tabaco lleva alquitrán igual al del pavimento negro de las calles, y va tapando esos lugares de intercambio. El color de un pulmón de un fumador es negro. No hay forma de deshacerse de ese veneno. Ni Superman ni ningún limpiador puede quitárselo. Lentamente, cada pitada solamente nos va matando y quitando años de vida. No tiene sentido ir destruyéndonos y enriqueciendo los bolsillos de unos pocos. Sólo haga una prueba: sople el humo de una pitada en el pañuelo. Eso es lo que le queda en sus pulmones. Dejemos que los políticos fumen, pero no lo hagamos nosotros. Sólo perdemos salud, nos moriremos antes y nos privaremos de ver lo hermoso de la vida, aunque los políticos quieran hacérnosla imposible.

Andrés B. Beaver
DNI 837.742
      Embed


Comentarios Facebook