domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
23 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Marcha atrás de Trump, que no investigará a Hillary

0
Comentarios


El republicano aseguró que no quiere hacerle ningún tipo de daño al matrimonio Clinton y que está dispuesto a “dar vuelta la página” en torno a los mails que comprometían a la candidata demócrata.

Marcha atrás de Trump, que no investigará a Hillary
Foto:

Mientras prepara su equipo de gobierno, el presidente electo de EE.UU., Donald Trump, adelantó que no va a investigar a Hillary Clinton, un movimiento que contradice las promesas que hizo durante la campaña electoral.

El cambio de postura lo adelantó una de las colaboradoras más estrechas de Trump, Kellyanne Conway, en una entrevista en el canal MSNBC, en la que dijo que el magnate "quiere pasar la página".

Unas horas después, el propio Trump dijo a The New York Times que no tiene intención de volver al tema y que no es algo que le preocupe particularmente. "No quiero hacer daño a los Clinton", señaló el presidente electo, que aunque no quiso descartar de forma absoluta que pueda haber una investigación, dejó claro que no es su intención impulsarla: "Creo que sería muy, muy divisorio para el país", dijo.

Durante su campaña, Trump prometió que si ganaba las elecciones designaría a un fiscal especial para investigar a la demócrata Clinton, a quien acusó de comprometer la seguridad del país por usar un servidor privado de correo electrónico para tratar asuntos oficiales siendo secretaria de Estado.

El FBI, que ya se ocupó del caso, lo dio por cerrado de forma definitiva, al considerar que no había delito.

Aparentemente, el presidente electo tampoco buscará que la ex primera dama sea juzgada por las donaciones recibidas por la Fundación Clinton, que también fueron blanco de sus ataques en los últimos meses. "Hillary Clinton todavía tiene que enfrentarse al hecho de que la mayoría de los estadounidenses no la consideran una persona honesta y en la que se puede confiar, pero si Donald Trump puede ayudarla a curar las heridas, entonces tal vez eso sea algo bueno", dijo Conway.i

Se despegó del grupo ultranazi: "Lo repudio"

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, expresó su rechazo al movimiento de la ultraderecha conocido como "alt-right" y defendió al que será su estratega jefe, Stephen Bannon, de las críticas que ha recibido por sus vínculos con el grupo.

Trump, en una reunión con periodistas de The New York Times, aseguró que no cree haber hecho cosas que hayan dado fuerza a la "alt-right" y aseguró que, si ese grupo tiene nuevas energías, será necesario estudiar el porqué. "Repudio a ese grupo", dijo el presidente electo, según extractos de la conversación distribuidos por el diario.

Trump fue preguntado también sobre una conferencia de extrema derecha celebrada en Washington y en la que se pudo ver a personas haciendo el saludo nazi y celebrado su victoria electoral. "Lo rechazo y condeno", dijo al respecto.

Trump, mientras tanto, aseguró que si pensara que Bannon es "un racista o de la alt-right o cualquiera de esas cosas (...) ni siquiera habría pensado en contratarlo".

"Creo que es muy duro con él. Creo que lo está pasando mal", dijo sobre las críticas que le han llovido al que será su estratega jefe en la Casa Blanca y que ya fue uno de los más altos responsables en su campaña.

Bannon se dio a conocer al frente del portal de noticias Breitbart, uno de los medios favoritos de la extrema derecha en Estados Unidos y responsable de muchos artículos polémicos.

LEA MÁS:

      Embed

Su seguridad cuesta  U$S 1 millón por día

La seguridad del presidente electo Donald Trump y la de su familia le cuesta a la ciudad de Nueva York algo más de un millón de dólares por día.

Lo informó la cadena CNN, según la cual los costos no descenderán ni siquiera cuando el empresario inmobiliario asuma en la Casa Blanca el 20 de enero próximo.

El electo presidente tiene previsto trasladarse a Washington DC, mientras que la primera dama Melania y su hijo Barron permanecerán en la Gran Manzana al menos hasta que finalice el año escolar, a mediados de 2017.

De todos modos, Trump posiblemente retorne periódicamente a su apartamento en la Trump Tower de la céntrica Quinta Avenida.

Según John Miller, vicejefe de la división de Inteligencia y Antiterrorismo de la policía de Nueva York, además de los gastos para los agentes de seguridad que tienen la tarea de vigilar al presidente y a su familia (las 24 horas del día), también hay agentes de la policía local.

Miller precisó que la New York Police Department (NYPD) está en negociaciones con el gobierno federal para recibir un reembolso.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, subrayó que el hecho de tener regularmente en la ciudad a un presidente es un hecho sin precedentes. "No se conocen los detalles de sus programas futuros, pero sabemos con seguridad que estará aquí regularmente en los próximos dos meses", dijo el alcalde neoyorquino.

En el caso de Trump, lo que agrava los costos aún más es que vive en uno de los barrios con mayor población (sobre la Quinta Avenida, a metros del Central Park).

Mientras tanto, dos semanas después de las Elecciones Presidenciales, la mayoría de los estadounidenses afirma que el presidente electo hará un buen trabajo en la Casa Blanca, según un sondeo.

De acuerdo al estudio de CNN/ORC, el 53% cree que Trump tendrá un buen desempeño como Comandante en Jefe, mientras que el 40% manifestó confianza en la manera en que Trump enfrentará cuestiones económicas.

"Si no les gusta Trump, váyanse a otro país"

"Si no les gusta Donald Trump váyanse a otro país". La advertencia fue lanzada por un juez federal de San Antonio, Texas, ante unos 500 inmigrantes que juraron la ciudadanía estadounidense. Fueron palabras duras pronunciadas en una de las primeras ceremonias solemnes de jura de nacionalidad tras las elecciones ganadas por Donald Trump el 8 de noviembre. El juez John Primono aseguró: "hayan votado por él o no, Trump es y será su presidente y si esto no les gusta deben irse a otro país'. Luego, el magistrado declaró a un diario que sus palabras no tenían un significado político, sino simplemente invitar al respeto por el cargo.

      Embed

Comentarios Facebook