miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Norteño
23 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un sacudón que no debe ensombrecer el objetivo

0
Comentarios


La caída en Mendoza le puso fin a la buena racha del Matador. Y dejó en claro lo difícil que será mantenerse entre los diez de arriba. Pero Tigre ya mostró que puede.

Un sacudón que no debe ensombrecer el objetivo
Foto:

La derrota ante Godoy Cruz, en Mendoza, es un reflejo de lo difícil que resultará mantener el objetivo de estar dentro de los diez primeros, más allá de que el Matador haya llegado con un invicto de siete partidos al Malvinas Argentinas, un reducto en donde el Tomba resignó solamente dos puntos.

La diferencia radicó en la capacidad entre uno y otro, para sacarle provecho al segmento más propicio con que contó cada uno dentro del partido. Pero no es tiempo para lamentos, ya que se viene el choque del sábado a las 17, en Victoria, ante un Quilmes que consiguió diez de las últimas doce unidades.

De todos modos, será tiempo de poder capitalizar esta doble jornada como local ya que, al fin de semana siguiente, Tigre también jugará en su casa, en este caso recibiendo a Aldosivi de Mar del Plata
.
Claro que hay motivos para explicar este momento. Uno de ellos y quizás el principal, tiene que ver con las lesiones, que parecen perseguir al equipo. En este caso, sufrió mucho la ausencia del desgarrado Lucas Menossi, un verdadero reloj en la mitad de la cancha, uno de esos jugadores que tal vez no se vean demasiado, pero de los que se nota mucho su ausencia.

Tampoco pudo estar el colombiano Rincón, con idéntica lesión, aunque podrá volver una semana antes.

A eso hay que agregarle la nueva lesión que sufrió el zaguero Oliver Benítez, en su tobillo derecho, en el partido ante los mendocinos. Además, pese a que Gaspar Iñiguez ya estaba en condiciones de reaparecer, Troglio se inclinó por insertar al juvenil Agustín Cardozo.

El equipo salió con una muy buena actitud, pero se desplomó futbolísticamente cuando recibió el primer gol, algo que Godoy Cruz aprovechó para ampliar la ventaja. Luego, sobre el final de la etapa, descontó el eterno Chino Luna, que quedó a cuatro conquistas de los cien tantos con la camiseta de Tigre. En el segundo tiempo, el equipo volvió a ser el mismo de los pasajes iniciales, pero no alcanzó y ahora solo resta pensar en el encuentro ante el Cervecero.

Comentarios Facebook