viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
24 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tiene 20 años, mató de 13 puñaladas a su vecino y le dieron prisión perpetua

Nahuel Molina
0
Comentarios
Por Nahuel Molina


El joven recibió la dura pena por haber participado, junto a su padre y su hermano -ambos prófugos-, del asesinato de un hombre con el que estaban enfrentados y al que le habrían robado el auto "a modo de venganza".

Tiene 20 años, mató de 13 puñaladas a su vecino y le dieron prisión perpetua
El fiscal Sebastián Videla, durante los alegatos del juicio que se llevó a cabo en el Tribunal Oral Nº 2 de Quilmes.
Foto:

Un joven de 20 años fue condenado a prisión perpetua por participar, junto a su padre y su hermano, del salvaje crimen de su vecino, al que asesinaron de 13 puñaladas en San Francisco Solano durante una pelea sangrienta, que se originó cuando la víctima intentó recuperar el auto que le habían robado a modo de venganza.
 
Para los jueces Ariel González Elicabe, Julia Rutigliano y Félix Roumieu, integrantes del Tribunal Oral N° 2 de Quilmes, quedó acreditado que Iván Giménez, de entonces 18 años, fue autor de la puñalada mortal que desencadenó la muerte de Matías Otero, un fatal hecho que ocurrió el 16 de febrero de 2014 en inmediaciones de las calles 898 y 804.

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos llevada a cabo durante el juicio oral, los días previos al homicidio Otero había recriminado el accionar delictivo de varios integrantes de la familia Giménez, por un presunto robo que cometieron en el vecindario y que tuvo como víctima a una vecina.

A modo de represalia, Iván Giménez, junto a su hermano y su padre, habrían asaltado en la puerta de su casa a Otero cuando regresaba del trabajo, momento en el que lo despojaron de su automóvil y hasta de su ropa y zapatillas. Semidesnudo, la víctima ingresó a su domicilio, dialogó con su mujer y salió nuevamente a la calle en dirección a la vivienda de los Giménez, con el objetivo de recuperar sus pertenencias.

A llegar, los tres hombres lo estaban esperando y se libró una lucha desigual. Armados con cuchillos y una maza, atacaron bestialmente al hombre y le asestaron varias puñaladas en el pecho, la cabeza y la espalda.

Para rematarlo en el piso, le aplicaron un cuchillazo más a la altura del corazón y le provocaron un corte en la boca "para ocasionarle más dolor". Pero no sólo eso, además, cuando los vecinos intentaron ayudar al hombre, los Giménez impidieron que alguien se le acerque. A esa altura, la esposa y una de sus hijas ya habían llegado al lugar y presenciaron cómo Otero agonizaba hasta que, finalmente, el hombre murió en brazos de su familiares, mientras esperaban la llegada del servicio de urgencias médicas.

Frente a estos hechos, el fiscal Sebastián Videla solicitó a los magistrados que el imputado sea juzgado por "Homicidio Calificado" agravado por "Ensañamiento"; delito por el que hallaron culpable a Iván Giménez. "Fue condenado a Prisión Perpetua, recibió una de las penas más duras que contempla el Código Penal", aseguró a DIARIO POPULAR el doctor Videla, quien confirmó que, a partir de ahora, comenzará la búsqueda del paradero del padre y el hermano "que se encuentran prófugos".

      Embed


Comentarios Facebook