viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
24 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Nada misógino, Trump pone a dos mujeres en su gabinete

0
Comentarios


El presidente electo de los Estados Unidos nombró a una gobernadora como embajadora ante las Naciones Unidas, mientras que a una adinerada figura republicana para la cartera de Educación.

Nada misógino, Trump pone a dos mujeres en su gabinete
Foto:

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, designó a dos mujeres para su futuro gabinete, en un intento de inyectar diversidad al equipo con el que gobernará a partir del 20 de enero.

La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, una creciente estrella del ala más conservadora del partido republicano, será la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, informó el equipo del mandatario electo.

En tanto, la multimillonaria Betsy DeVos será secretaria de Educación. DeVos es una ferviente defensora de las "charter schools", escuelas que reciben fondos oficiales pero son administradas como empresas privadas.

Así, Haley y DeVos son las dos primeras mujeres en formar parte del gabinete de Trump. El nombramiento de ambas aún deberá ser aprobado por el Senado.

Una estrella creciente

En el caso de Haley, su cargo tiene rango de gabinete ministerial y su nombramiento no depende del secretario de Estado, puesto para el que Trump aún no tomó una decisión.

De 44 años de edad e hija de inmigrantes indios, Haley es considerada figura en ascenso en el ala ultraconservadora del partido republicano.

En una nota manifestó que se sentía "honrada" por la propuesta de Trump de representar a su país ante la ONU, pese a que lo criticó severamente durante la campaña electoral.

DeVos, en cambio, tiene una larga relación con el partido republicano. Su familia está relacionada a la empresa Amway, y ella misma fue dirigente del partido en Michigan.

De 58 años de edad, es vista como una defensora de la educación privada. La Fundación DeVos afirma que se dedica a "romper las barreras a las opciones en la educación".

Es además hermana de Erik Prince, el fundador de la empresa de seguridad Blackwater, que logró multimillonarios contratos durante la invasión a Irak y terminó envuelta en una áspera controversia.

LEA MÁS:

      Embed

Burlas sobre cómo decide la elección de su futuro elenco

Trump convirtió el desfile de los candidatos a integrar su Gobierno en un espectáculo televisivo que tiene en vilo al país.

El proceso de transición hacia la Casa Blanca, que algunos medios estadounidenses han bautizado con mucha sorna como "Trumpsition" (Trumpsición), tiene como epicentro la Torre Trump, vivienda y oficina del magnate. El lujoso rascacielos de 58 plantas, que cuenta incluso con una cascada de agua interior de unos 18 metros de altura, sirvió también de estudio televisivo para "The Apprentice" ('El Aprendiz'), el concurso que hizo famoso al multimillonario. Con motivo de la "trumpsición", las cámaras de televisión han vuelto al edificio, donde no pierden detalle de los icónicos ascensores dorados que toman los aspirantes a un cargo en la futura Administración para hacer su "entrevista de trabajo". "Esto es como ver The Apprentice: edición Casa Blanca", afirmó David Gerzof Richard, profesor de comunicación en el Emerson College de Boston. "Eso resulta chocante para mucha gente porque este tipo de negociaciones competitivas de poder suelen ocurrir entre bastidores", indicó Richard al diario "The Boston Herald". Desde que el empresario ganó las elecciones el desfile de candidatos a formar parte del Gobierno por la Torre Trump es incesante y emitido por las principales cadenas de televisión.

En las urnas, el futuro presidente perdió

La candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, supera en dos millones de votos al presidente electo, el republicano Donald Trump, que se impuso en el sistema del Colegio Electoral que decide al inquilino de la Casa Blanca.

El escrutinio, en marcha en algunos estados que están procesando votos en ausencia o depositados en el extranjero, ya da una ventaja de dos millones de papeletas a Clinton (64,22 millones) frente a Trump (62,21 millones), y sitúa el porcentaje total en 48,1 % para la demócrata y 46,6 % para el republicano.

No obstante, Trump se impuso en las elecciones debido al sistema del Colegio Electoral en el que cada estado adjudica al ganador de la demarcación territorial un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico y equivalente al número de sus representantes en el Congreso.

El presidente electo se hizo con al menos 290 electores de los 538 de los que adjudica el sistema de Colegio Electoral, por lo que pese a tener un menor número de votos a nivel nacional, el republicano fue el ganador de las elecciones del 8 de noviembre.

Aunque se encuentra dos millones de votos por debajo de Clinton, Trump ha superado en voto popular a los anteriores candidatos republicanos a la Presidencia, el senador John McCain y el ex gobernador Mitt Romney, quienes perdieron ante el presidente Barack Obama, en 2008 y 2012.

      Embed

Comentarios Facebook