martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Política
26 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Fuertes cruces por el fracaso de la reforma electoral

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


El día después del fracaso de la reforma electoral, la dirigencia oficialista pasó facturas a la oposición por esa situación. Sindicado como uno de los principales responsables, el senador Marcelo Fuentes se defendió.

Fuertes cruces por el fracaso de la reforma electoral
Foto:

Tras la derrota política que sufrió el gobierno por la decisión del peronismo de no debatir en el Senado la reforma electoral, funcionarios y legisladores opositores se cruzaron por el fracasado intento de implementar la Boleta Unica Electrónica en las elecciones legislativas de 2017.

Ayer distintas figuras del oficialismo, como la vicepresidente Gabriela Michetti o la gobernadora María Eugenia Vidal, salieron a respaldar públicamente a una iniciativa a la que consideraron "fundamental para garantizar la transparencia" de la democracia.

Desde Corrientes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo ayer que el gobierno seguirá trabajando "con paciencia y mucha voluntad" para llevar adelante la reforma política y lamentó que "no se haya querido dar el debate"de esa norma en el Senado nacional.

Apuntó que "el sistema de voto de papel que tenemos acá en Argentina es uno de los más obsoletos de la región, y el año pasado vimos claramente cómo se vulneró en muchísimos aspectos la institucionalidad".

Respecto a la actitud de la oposición en la Cámara alta, afirmó que "lo que más lamentamos es que no se haya querido dar el debate, porque no es que se está proponiendo otra cosa, sino que simplemente se está negando la posibilidad de debatir. Da la sensación de que no quieren decir qué piensan frente a este tema porque no tienen la voluntad de expresarlo de manera transparente frente a la sociedad".

En este marco, Peña destacó "el mensaje de gobernadores como (Juan Manuel) Urtubey o (Gustavo) Bordet, que han sido muy claros en que había que avanzar sobre esto".

Es que en el gobierno ayer salieron a testear la adhesión o no de los gobernadores peronistas a la implementación de BUE. "Gildo Insfrán (Formosa), Carlos Verna (La Pampa), Lucía Corpacci (Catamarca) y Alicia Kirchner (Santa Cruz) se oponen. El resto no. Sergio Uñac (San Juan) apoyó. Julio Zamora (ex gobernador santiagueño) y Sergio Casas (La Rioja) apoyaron en Diputados, lo mismo que Juan Manzur (Tucumán)", señaló un vocero gubernamental consultado.

Lo cierto es que en cónclave del último jueves, realizado en la presidencia del bloque del PJ-FpV del Senado, quedó en evidencia que esos números no se materializaron. Es que, por ejemplo, los senadores sanjuaninos responden más a las directivas del ex gobernador y actual titular del PJ, José Luis Gioja, que a las de Uñac que, a la postre, aceptó la postura mayoritaria en silencio.


LEA MÁS:

      Embed

En este marco, el senador Marcelo Fuentes (FpV) rechazó las acusaciones del oficialismo -que lo sindicó como el causante de cajonear la reforma política al negarse a discutir alguno de los proyectos en danza- y sostuvo que fue "la impericia" del gobierno la que hizo caer la iniciativa.

En el macrismo apuntaron al senador neuquino, que ayer descansaba en su "pueblo", Villa La Angostura, como responsable de la moción que ganó espacio en la reunión del jueves en la que senadores y gobernadores peronistas decidieron darle la espalda a la reforma política.

Sin embargo, Fuentes sostuvo que "si el gobierno convocó a sesiones extraordinarias para aprobar este proyecto se supone que pensaba contar con voluntades políticas para ello: habrá que preguntarse por qué se cayeron esas voluntades".

Rechazó ante la consulta de este diario no haber fomentado el debate: "estuvimos trabajando el tema en comisión cuatro semanas por el proyecto de (Juan Manuel) Abal Medina. Pero nadie aportó precisiones los aspectos técnicos ni las autoridades jurisdiccionales electorales, como la jueza de competencia electoral María Servini de Cubría ni el presidente del Tribunal Electoral. Tampoco sabía Raúl Martínez, del ministerio de Modernización. Incluso el titular de la empresa que manejó la BUE en la elección porteña, nos dijo que lo habían apartado de este proyecto, o sea que iba a venir un nuevo sistema".


LEA MÁS:

      Embed

Para Fuentes, los funcionarios y legisladores del oficialismo actuaron de manera "amateur". En este sentido, recordó que "nos decían que votemos eso. No sabíamos lo que íbamos a hacer, quién lo iba a hacer y cuál iba a ser su costo. Mientras tanto, (el ministro Rogelio) Frigerio y Adrián Pérez llamaban a los senadores para que le hagamos las correcciones que consideráramos. Pero no había información y no era una ley cualquiera: era la que definía cómo iban a votar los argentinos".

Asimismo, el legislador kirchnerista sostuvo que internas en Cambiemos también contribuyeron a la derrota política del gobierno. "La gobernadora (María Eugenia) Vidal tampoco la quiere (la reforma electoral): negocia que intendentes peronistas repartan sus boletas. Por eso demoró su tratamiento en Diputados. Si lo debatían hace 5 meses tenían ley". Y, por último, afirmó que "estamos dispuestos a discutir la tecnología" en el sistema electoral el año próximo.

Comentarios Facebook