miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
La Matanza
27 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La Muñequita social que espera un nuevo cinturón

0
Comentarios


Tras vivir una infancia sin lujos, ahora que se luce en los cuadriláteros la joven matancera no se olvida de lo que padeció y asiste un espacio para que 150 chicos y sus respectivas familias tengan un plato de comida.

La Muñequita social que espera un nuevo cinturón
Foto:

 Sabrina Pérez (14-0-1, 2ko) es, hace rato, campeona en lo social, a partir de su costado solidario y difícilmente la vayan a destronar. Es que está metida en el corazón de su gente, de su barrio San José, porque la memoria, su memoria, vuela libre como el viento. Hoy no sólo busca golpear a una rival, que es parte de su deber en el boxeo; hoy también acaricia a un niño que tiene hambre y lo cobija.

Con un grupo amigos, Sabrina Pérez ayuda a que el comedor Dana, ubicado en Hert 1.275, entre Lanza y Lafuente, del barrio San José (Isidro Casanova) pueda mantener sus puertas abiertas para 150 chicos y sus respectivas familias tengan un plato de comedia.

"Nunca lo contamos"

Lo hace en silencio, sin estridencias. 'Nunca lo contamos, ni quise hacerlo. Sólo se lo comentamos en su momento a Julio Rubén Ledesma y de allí surgió la idea del SEOCA de ayudarnos', aclara.

La Muñequita apela a la memoria. 'Cuando era chica iba con mi hermano mayor, Fernando, al comedor que funcionaba en el Colegio N° 37, de Isidro Casanova. De lunes a viernes almorzábamos en ese lugar', cuenta Sabrina Pérez, cuya infancia no supo de lujos, muy por el contrario estuvo marcada por necesidades insatisfechas. 'La pasamos mal lo viví, se lo que es. Y poder hacer esto me llena de alegría', asegura.

No se olvida y se pone en marcha para dar mucho de lo que recibió. 'Por eso, cuando arranqué con el boxeo ya pensaba en ayudar a los que más necesitan. De a poco fui creciendo y le decía a Diego (Arrúa, su entrenador y pareja) que si llego a algo, me gustaría ayudar a un comedor. Y lo cumplí', cuenta la Muñequita, que además una vez por mes les acerca una bolsa de mercadería a 40 familias del barrio.

El comedor es atendido por Oli, una vecina que se encarga de hacerlo funcionar. 'Ella cocina al mediodía para 150 chicos y sus familias que van a buscar la viandita, de lunes a viernes, y ahora le sumó la merienda también', explica y expresa: 'Oli es abuela de mi cuñada, Sabrina (mujer de Fernando), con quien somos amigas desde los 13 años'. Si bien Oli es quien se pone al frente de la cocina, Sabrina y su grupo, se encargan de acercar insumos, como fideos, arroz, azúcar, yerba, sal y demás mercadería.

Pero, al mismo tiempo, 'pudimos mejorar las instalaciones, ya que se hicieron a nuevo los pisos, se colocaron ventiladores, bachas, y otras mejoras edilicias', relata Sabrina Pérez, quien recaudó fondos para tal fin a través de realizar exhibiciones de boxeo en el club 17 de agosto del barrio San José.
Tanta solidaridad conmueve y moviliza a dar una mano. Y en el barrio San José lo esperan. Quienes quieran aportar una mano pueden acercarse al comedor de lunes a viernes entre las 8.30 y 13.30, o bien vía la página de Facebook Sabrina La Muñequita Pérez.

Tags

Comentarios Facebook