martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Política
28 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Marcos Peña no da por caída la reforma electoral

0
Comentarios


Si bien en el oficialismo ya se da por perdida la reforma electoral, al menos por este año, el jefe de Gabinete negó que el proyecto esté "caído". Por el contrario, sugirió que está "bloqueado por un senador kirchnerista".

Marcos Peña no da por caída la reforma electoral
Foto: Santiago Pandolfi Diario Popular

El jefe de Gabinete, Marcos Peña afirmó ayer que el proyecto de ley de reforma política que impulsa el gobierno "no se cayó", sino que está "bloqueado por un senador kirchnerista que no quiere dar el debate", y aseveró que desde el oficialismo seguirán "buscando consenso".

La referencia de Peña es hacia el neuquino Marcelo Fuentes, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

"Seguiremos buscando consenso, dialogando, pidiendo que den el debate, y de última que despachen el (otro) proyecto, que es del senador Juan Manuel Abal Medina, que es distinto al nuestro. Pero que den voluntad de diálogo", sostuvo Peña.

En diálogo con Radio Ciudad, Peña mencionó que "hay que seguir peleando por muchísimas reformas que hacen falta en Argentina" y, en referencia a la reforma política dijo que "no está caída porque eso sucede cuando se rechaza en las dos cámaras y eso no ha pasado; de hecho, una de las cámaras ya lo aprobó".

Marcos Peña dijo que un sector del kirchnerismo "no quiere dar el debate porque la mayoría de los gobernadores se ha manifestado a favor", así como también lo han hecho así "la Cámara de Diputados y la sociedad".

"Desde Cambiemos seguimos diciendo que tenemos tiempo hasta el 30 de diciembre: vamos a seguir esperando el debate", afirmó, y abrió la puerta a que, si no es este año, el proyecto "seguirá más adelante avanzando en la vocación de transformar el sistema electoral de los argentinos".

Esa "vocación de transformar", según Peña, "es parte de la fortaleza de la situación actual, no lo vemos como situación de debilidad", y mencionó que este "ha sido un año muy positivo para la Argentina", ya que "uno de los principales objetivos era fortalecer la democracia y fortalecer los vínculos con el mundo", además de poner "las bases económicas para poder crecer, mirando el diálogo social como una prioridad".

"El balance es muy positivo", sostuvo Peña sobre el primer año de gestión de Cambiemos, porque "más allá de la tarea del gobierno, es la reacción de los argentinos que empujaron y sostuvieron un año difícil, porque la transición económica generó un impacto muy fuerte en el primer semestre".

      Embed

Comentarios Facebook