jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
28 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Hay un Milito solo: sus jugadores lo abandonaron

Pablo Vignola
0
Comentarios
Por Pablo Vignola


El técnico e ídolo de Independiente se reunió con el plantel tras la paliza en el clásico. Sin usar la palabra “renuncia”, dejó en claro que no dudará en tomar “la mejor decisión para el club”. Se fue sin hablar. ¿Continuará?

Hay un Milito solo: sus jugadores lo abandonaron
Foto:

En el momento más inoportuno Independiente mostró su peor cara. Nunca, en las últimas décadas, el Rojo había tenido como entrenador a un ídolo de la casa. Nunca, en las últimas décadas, había jugado tan mal contra su rival de toda la vida. El de ayer, no sólo fue el peor juego de Independiente desde que Gabriel Milito asumió su cargo rodeado por el entusiasmo y la gratitud de su gente; fue lo más flojo de muchos años a la fecha, por lo que había en juego y por lo que propuso desde lo futbolístico y, principalmente, desde lo anímico.

En la semana, el DT había redoblado su discurso de confianza para con los jugadores. Destacó el esfuerzo que demostraban en cada partido, más allá de los resultados adversos que no se correspondían con los merecimientos de sus últimas actuaciones.

La chance ideal para que un grupo le responda a su líder suele ser el partido más importante del fixture. En esas ocasiones debe aflorar la personalidad y el amor propio de ésos en los que uno confía. No fue así. Ni por asomo. Cero rebeldía, cero entrega, cero predisposición para equilibrar las acciones, al menos, en el terreno emocional.

Y ésas son las circunstancias en las que un técnico advierte que se quedó solo. Por eso se reunió por espacio de una hora y media, en los futbolistas en un vestuario de caras largas y muchos reproches.

Es cierto que él había resuelto algunas cosas relacionadas con la falta de personalidad que mostró el equipo: dejó afuera a los uruguayos Vera y el Cebolla Rodríguez, de los que aportan, al menos, la tan promocionada garra charrúa. Pero no es un elemento suficiente para justificar la inerte respuesta del equipo. Les dijo que si él era el estorbo daba un paso al costado y le avisó a los dirigentes que estaba dispuesto a "hacerlo mejor por Independiente". El olor a renuncia quedó flotando en el aire. Todos se fueron en silencio. Por estas horas, Milito hay uno solo: Gabriel, salió último, sin compañía y sin hablar.

      Embed


SUGESTIVO SILENCIO HASTA EL MARTES

El anuncio ante los periodistas lo hizo Rodrigo Vilallonga, su jefe de prensa: "Gaby les pide disculpas pero va hablar con ustedes el martes, cuando el plantel regrese a las prácticas".

Todos los jugadores de Independiente se fueron en silencio, con gestos de trauma en sus rostros. Los rumores circularon por todos los pasillos del Cilindro, donde cada uno hacía su anuncio surgido de presentimientos personales. Los dirigentes de la primera plana apagaron sus celulares, por lo pasaran algunas horas antes de saber qué se resolvió entre las cuatro paredes del camarín.

La postergación de cualquier anuncio oficial para dentro de 36 horas permite imaginar que, al menos, cuerpo técnico y dirigentes se tomarán un tiempo para meditar y digerir esta derrota tan dolorosa.

Milito lleva 16 partidos como entrenador, tiene contrato por un año y medio más y la idea de los Moyano es que los acompañe de aquí hasta diciembre de 2017, cuando finaliza su gestión de gobierno, al frente del proyecto futbolístico.

El próximo fin de semana, Independiente jugará en Avellaneda, frente a River su tercer clásico al hilo. Sacó apenas 2 puntos de los últimos 12 y el ánimo será pesado, aún con el alejamiento de Milito. "Estos jugadores ya se comieron a varios técnicos", es la frase de bronca más común en las redes sociales.

      Embed


Comentarios Facebook