lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
29 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Desde el talento de Gago, Boca encontró su identidad

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


El cinco volvió en su mejor nivel y le solucionó todos los problemas al equipo del Mellizo, dándole mayor y mejor tenencia de pelota, respaldo defensivo y un plus de rendimiento al resto de sus compañeros.

Desde el talento de Gago, Boca encontró su identidad
Foto:

Boca redondeó, sin dudas, su mejor partido desde que está Guillermo Barros Schelotto como entrenador, y para que esto sucediera se dio una circunstancia fundamental, la presencia de Fernando Gago en la mitad de la cancha. Con su regreso, el xeneize recuperó el orden, también la tenencia de pelota y, fundamentalmente, encontró el estilo de juego que más le sienta, el del traslado al ras del piso, con circulación rápida y agresividad en ataque. Razones más que suficientes para un cambio positivo, no sólo en lo colectivo sino también en lo individual, ya que al compás de "Pintita" se potenciaron aquellos jugadores que venían mostrando cierta irregularidad.

Pablo Pérez, por ejemplo, sin tantas obligaciones en la recuperación, encontró un espacio para arriesgar más, para tocar en pared y para llegar al área rival en zona de definición. Rodrigo Bentancur, por su parte, sin esa presión de tener que asumir roles para los que no está preparado desde su juventud, se sintió más respaldado, con más opciones de pase y sabiendo que atrás cuenta con una figura inmensa para solucionar cualquier circunstancia negativa. En tanto que Tevez, casi siempre destinado a resolver casi todo, desde la creación hasta la resolución, esta vez contó con un intérprete a su nivel, que le diera la pelota limpia y se transformase en el primer eslabón de muchos ataques.


LEA MÁS:

      Embed

Todo eso del medio hacia arriba, pero también Gago tuvo participación decisiva en funciones defensivas. Desde su ubicación de cinco clásico, casi metido delante de los centrales, fue el primer recuperador de pelotas en el medio y hasta barriendo a espaldas de algún zaguero o de un compañero de su propio sector si era necesario. Y a partir de eso, al ganar en tranquilidad, tanto Vergini como Insaurralde se fueron asentando con el correr de los minutos, no sólo por la ayuda en la marca sino también por tener asegurada la descarga del primer pase. Mientras que los laterales, Peruzzi y Fabra, se mostraron seguido como receptores, sabiendo que la pelota les iba a llegar "redonda" desde los pies del volante.

Por todo esto, con el "5" en condiciones óptimas, el Mellizo seguramente se apoyará de acá en más en un sistema que le es conocido desde sus épocas de jugador, cuando lo dirigía Carlos Bianchi, el del 4-3-1-2, con Tevez haciendo las veces de enganche, y con Benedetto acompañado por un extremo. En pocas palabras, Gago llegó para darle ese salto de calidad que necesitaba y al mismo tiempo ocupar el rol de organizador en todas las líneas. Sin dudas, la mejor noticia de un año que se va con pocas luces para el Mundo Boca.


      Embed


i

Comentarios Facebook