jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Noroeste
30 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tobilleras electrónicas por la violencia de género

0
Comentarios


Serán colocadas en los agresores judicializados para controlar que cumplan con el perímetro de restricción. Capacitan al personal para el seguimiento.

Tobilleras electrónicas por la violencia de género
Foto:

Con el objetivo de prevenir la violación de restricciones perimetrales, la Municipalidad de San Martín implementará un sistema de tobilleras electrónicas en agresores judicializados que hayan incurrido en violencia de género.

La prueba piloto del flamante dispositivo, que permitirá realizar el monitoreo del victimario y la prevención de la víctima, forma parte del Sistema de Protección Integral para Mujeres que Padecen Violencia que lleva adelante la comuna, y del Plan Integral de Género de la Provincia de Buenos Aires.

Para la puesta en funcionamiento de las tobilleras electrónicas, 20 nuevos operadores especialmente seleccionados, y cinco supervisores del Centro Operativo de Monitoreo (COM) de San Martín ya participaron de la capacitación dictada por la empresa proveedora del software. 

Apoyo y contención

Además, recibirán formación específica de la Dirección de la Política de Género de la Secretaría de Desarrollo Social, a fin de que puedan brindar apoyo y contención a las víctimas. 

"Con esto se busca garantizar la protección de las víctimas de manera efectiva. Sabemos que los jueces toman medidas de restricción de acercamiento todos los días, también sabemos que hay un montón de agresores que las incumplen y las víctimas quedan desprotegidas porque tienen que demostrar que esto ocurrió", afirmó al respecto la subsecretaria de Inclusión e Integración Social de San Martín, Marcela Ferri.

Registro de incumplimientos

"Con este sistema -agregó la funcionaria-, la violación a las restricciones perimetrales queda documentada. En realidad, no se está controlando al agresor, sino que se está controlando que la medida que fue ordenada de no acercamiento se esté cumpliendo".

Según se informó, la tobillera de geolocalización -que será colocada al agresor por orden judicial-, consta de un precinto inviolable y un sistema de comunicación celular junto con un localizador satelital GPS. 

En ese sentido, se dejó en claro que tanto el agresor como la víctima recibirán un dispositivo de comunicación, similar a un celular, que emite un alerta en caso de que el agresor vulnere la distancia mínima.

Ubicación en todo momento

"Un agresor va a tener sobre su tobillo un transmisor y va a tener que llevar con él un rastreador, con el que vamos a poder determinar en todo momento su ubicación. Por otro lado, la víctima también poseerá un equipo muy parecido pero sin la necesidad de usar la tobillera. En todo momento, los dispositivos van a estar reportándose a un sistema de servidores y a un software que calcula la distancia entre la víctima y el victimario", explicó Horacio Amdem, ingeniero que participó del armado del sistema.

      Embed




Comentarios Facebook