jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Noroeste
29 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El crimen de la mansión, un misterio sin resolución

0
Comentarios


La muerte de la vecina de Ituzaingó María Teresa Valente sorprende a los investigadores ya que si bien se confirmó que fue por asfixia mecánica, no tiene restos para poder identificar al atacante.

El crimen de la mansión, un misterio sin resolución
Foto:

El crimen de la empresaria María Teresa Valente resulta, por el momento, un callejón sin salida para la fiscal María Laura Cristini, a cargo de la investigación por el misterioso caso ocurrido en una mansión de Ituzaingó el sábado 19 de noviembre, cuando la víctima fue hallada al lado de su pileta, tras lo cual la autopsia reveló que la habían asesinado mediante asfixia mecánica. Aunque las pericias y testimonios no encaminan la pesquisa en relación a determinar posibles autores, se sabe que hay sospechas en torno al círculo íntimo de la mujer.

La fiscal Cristini, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Descentralizada 2 de Ituzaingó, no quiere descartar absolutamente ninguna posibilidad, y tomó la decisión de que los propios familiares de la empresaria se sometan a diversas pruebas científicas, cuyos resultados aguarda para esta semana.

Imputaciones

Fuentes cercanas a la funcionaria fiscal no descartan imputaciones en los próximos días, pero mantienen el hermetismo en relación a las sospechas que tiene la principal investigadora.
Se destaca, dentro del análisis criminológico, que la casa no tenía ningún ingreso forzado. Así, existe consenso en que la mujer fue atacada por al menos una persona que ya conocía y a quien franqueó el ingreso.

Como se sabe, Valente, a quien sus conocidos apodaban Taty, apareció muerta al borde de la piscina de su mansión. La autopsia determinó que la mujer, de 62 años, fue asesinada ya que su cuerpo reveló que murió por "asfixia mecánica". 

De forma escueta, y probablemente como indicio del rumbo que podría tomar la pesquisa, la fiscal envió a los familiares y a una empleada (quien hasta el momento fue la persona que encontró el cuerpo de la víctima al concurrir a su trabajo) a someterse a una revisación en el cuerpo médico forense para determinar si alguno tiene lesiones compatibles con una eventual pelea.

Taty era ex esposa de Omar Geraige y manejaban dos restoranes en el corredor gastronómico de la colectora de la Autopista del Oeste: Punta Leloir y Punta Libre. Omar Geraige fue presidente de la Unión Comercial, Industrial y Afines de Ituzaingó (UCIADI) y actualmente es tesorero de la entidad.

La Municipalidad de Ituzaingó colaboró con la investigación entregando unas 15 horas de imágenes grabadas por una cámara instalada en las calles Udaondo y De Los Baqueanos, a 90 metros de la casa. Los pesquisas están intentando corroborar los movimientos de las personas que entraron y salieron de la vivienda.

Comentarios Facebook