jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
02 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Mellizo eligió el silencio ante el ataque de Osvaldo

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


Prefirió no entrar en polémicas, pese a que el goleador fue irónico y crítico. “Siempre me los confundía porque los dos vivían con cara de orto”, afirmó el Nueve, quien admitió haber fumado en el vestuario.

El Mellizo eligió el silencio ante el ataque de Osvaldo
Foto:

Lejos en entrar en polémicas y tal como se manejó en el momento que decidió separarlo del plantel, el técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, prefirió guardar silencio luego de las críticas y burlas del delantero Daniel Osvaldo, quien en una nota periodística se refirió por primera vez a su traumática salida del club xeneize.

"Terminé muy mal con Guillermo y Gustavo, siempre me los confundía porque los dos vivían con cara de orto", dijo el ex jugador, quien decidió dejar la actividad luego de que Boca le rescindiera el contrato por haber tomado de mala manera -con gestos evidentes- que el técnico lo hiciera jugar sólo los últimos cinco minutos del partido ante Nacional, en Uruguay, por la Copa Libertadores, y luego haber sido sorprendido en el vestuario fumando un cigarrillo.

En una entrevista brindada al animador Roberto Petinatto en el programa "La Hormiga Imperial", que se emite por el canal Magazine, Osvaldo siguió arremetiendo contra los dos hermanos, ídolos de Boca, a quienes acusó de ser "como Ned Flanders, el personaje de Los Simpsons, un día se les cruzan los cables y matan a todo el mundo".

Hoy lejos de las canchas, ya que decidió dedicarse de lleno al rock, su gran pasión, al punto de formar una banda llamada "Barrio Viejo", el ex atacante no se detuvo en las críticas contra la dupla de entrenadores, disparando: "Tuve muy buenos directores técnicos en mi carrera, que no necesitaban vender humo gritándole a sus jugadores frente a las cámaras para que no tiren centros de mierda".

Dentro de tantas agresiones, Osvaldo al menos decidió reconocer, luego de haberlo desmentido muchas veces, que esa noche había fumado. "El vestuario no es un buen lugar para fumar, te puede descubrir el técnico", admitió.


      Embed



Comentarios Facebook