domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Vienen Sonando
01 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Reencuentro con el mejor Lebón

Rubén Cetrángolo
0
Comentarios
Por Rubén Cetrángolo


El Ruso se despachó con un trabajo poblado de buenas canciones, con esa mezcla de rock, baladas y temas de medio tiempo, que forman parte de su ADN musical.

 Reencuentro con el mejor Lebón
Foto:

Siempre que se habla de David Lebón se destacan sus condiciones de multiinstrumentista, su enorme talento para tocar la guitarra, su particular y hermosa voz y su aporte en bandas como Pappo's Blues, Pescado Rabioso y Serú Girán, entre otras.

Rara vez se resalta su carrera solista, que comenzó allá por 1973 con su homónimo álbum debut y que acaba de sumar un nuevo disco (el decimotercero de estudio) llamado Encuentro Supremo. A siete de Deja Vú -aquel de la tapa con el dibujo hecho por el Flaco Spinetta- el Ruso firmó contrato con Sony Music, volvió a los míticos estudios ION y se despachó con un trabajo poblado de buenas canciones, con esa mezcla de rock, baladas y temas de medio tiempo, que forman parte de su ADN musical.

Junto a una banda que mecha juventud y experiencia, y en la que sobresalen Daniel Colombres en batería y Dhani Ferrón, en coros y contrabajo, Lebón se luce en lo que mejor sabe hacer: cantar y tocar la guitarra y lo hace en los temas más rockeros como el rutero "Ultimo viaje", "Juntos", "Está todo bien" y el rock and roll "DR. Rock".

También en una canción pop como "Todo crece" y en las baladas "Encuentro supremo" -con un increíble solo de guitarra-; "Perro negro" (si alguna vez se sintió como un Perro Andaluz ahora le canta a "un amor distinto a todos, un amor de perro negro") y "Las cosas que dijiste", con un bello arreglo de cuerdas a cargo de Guillermo Cardozo Ocampo.

Sorprende en esa especie de bolero llamado "Volver a Cuba", donde su voz se combina con la de Marcela Morelo y con su acercamiento al estilo Santana en la entradora "Latin rumba", con otro genial solo de viola. La versión de "Laura va", junto a una orquesta de 21 músicos, es el cierre perfecto para un disco que merece correr mejor suerte que Deja vú y que Yo lo soñé (2002), buenos álbumes que tuvieron escasa difusión.


Laboro Chamanik (Mustafunk): una cruza personal y potente
¿Cómo debería sonar la cruza del rock "zeppeliano" con el groove y el ritmo de funk? La respuesta está en Laboro Chamanik, la excelente y última producción de Mustafunk, el quinteto de Paso del Rey que cada paso que da desde sus comienzos, allá por inicios de 2009, lo hace hacia adelante en busca de una maduración musical y un sonido personal. Armonías complejas, variados ritmos y arreglos intrincados son la base de sus canciones de difícil ingreso en las radios, pero de una elaboración y una carga de potencia asombrosa. La triada inicial ("Sapo Rey" -con Lito Vitale de tecladista invitado-, "Monos" y "Turviolencia") justifica la compra del disco que baja un cambio allá por el tema "Yogurt", un funk lento y envolvente y que lo retoma con "Mambo negro", un funk acelerado y atrapante. Si los 12 cortes tienen peso propio por si solos, el bonus band con Hispanoparlantes (la banda de Guille Arrom, Pablo Rodríguez y el Condor Sbarbatti, entre otros) como grupo invitado es un lujo con las versiones de "Lo Esencial", "Cono" y la frutilla del postre: "Cementerio Club", de Luis Alberto Spinetta. Lo presentan esta noche en Club Tucumán, de Quilmes.

      Embed




Te puede interesar

Comentarios Facebook