miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
05 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los pibes le cumplieron, pero no alcanzó para ganar

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


El Millo jugó con medio equipo por abajo de los 20 años y con un debutante, Matías Moya. A pesar de eso no hubo diferencias notorias con el Rojo, aunque una falla le costó la derrota. Ahora la mira apunta al Superclásico.

Los pibes le cumplieron, pero no alcanzó para ganar
Foto:

La apuesta de Gallardo para cuidar a los titulares de cara a lo que viene que será el superclásico y la final de la Copa Argentina pagó buenos dividendos pero a medias. Por el resultado la movida resta, pero por los rendimientos individuales y por la suma de minutos la idea fue buena.

Porque los pibes de River que conformaron casi la mitad del equipo, con un debutante que ilusiona como el del enganche Matías Moya, le dieron mucha pelea al Rojo y por momentos lo superaron y hasta pudieron ganar el partido.

No estuvieron a la altura algunos de los grandes que no pesaron, como fueron el propio Larrondo, Mora un poco mejor pero sin luces y Arzura que no fue patrón. Quizá Batalla que viene con buenos rendimientos y Rossi que fue de lo mejor, lograron acompañar.

En la defensa la dupla central, Martínez Quarta y Montiel, jugaron bien y controlaron a los puntas rivales, pero se fueron cansando. Una jugada desafortunada de Martínez Quarta que se acalambró justo en la jugada del gol de Vera, fue la mancha. Por su parte Olivera empezó mejor que lo que terminó y como le hicieron el dos a uno, padeció más al no tener un volante delante que lo ayude.

Luego Matías Moya tuvo un buen partido, criterioso, siempre acertando en los pases y por momentos fue profundo. Se movió de enganche, delante de los dos volantes centrales y no le pesó el roce. También jugó bien cuando se tiró a los costados. Un debut que si se lo separa del resultado es para que siga trabajando con los profesionales de primera. Moya debutó en reserva hace un año y apenas tiene 12 partidos en esa división, con 5 goles anotados. Esos rendimientos lo llevaron directo a un debut, otro más en la era Gallardo.

Por su parte Franco López que había tenido minutos el año pasado, con dos juegos -uno por torneo local y otro por la Copa Argentina pasada- se movió de extremo por la derecha y fue de mayor a menor. Luego de un buen arranque en el primer tiempo, asociado con Larrondo y con el propio Moya, dejó buenas señales. Luego el mismo andar del partido lo fue dejando sin aire y terminó saliendo, sin desentonar y cumpliendo en especial en la primera parte de la etapa inicial.

La prueba de ayer quedó atrás con cosas positivas y con la mala del resultado, que lo aleja de la punta.

      Embed


Comentarios Facebook