jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
05 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lanús ganó y avisa que está en la pelea grande

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


El Grana se impuso con un tanto del inagotable Pepe Sand en el primer tiempo y luego sostuvo su juego hasta el final sin poder ampliar la diferencia. El Lobo tuvo aproximaciones, pero no pudo cristalizarlo en el arco.

Lanús ganó y avisa que  está en la pelea grande
Foto:

Con orden, juego y el control de la pelota, Lanús sumó otros tres puntos que lo ponen sobre el final del año, en el lote de los equipos de vanguardia, que se aproximan a Estudiantes que aún sin ganar lidera la tabla de posiciones. No fue fácil, porque Almirón tuvo que echar mano al banco antes de los pensado: la lesión de Santiago Zurbriggen al cuarto de hora de juego le restó un relevo que podría haber planteado como táctico. En su lugar entró Jonny Magallón, que lo hizo en sintonía con sus compañeros.

El gol de Lanús fue exquisito. Fue la coronación de una jugada que se había repetido en otros pasajes: toques de primera, cambios de ritmo y control de la pelota. A los 39 del primer tiempo una de esas coreografías terminó con el grito de José Sand, que entró en cortada al área tras un taco de Alejandro Silva, y se abrió ante la salida del arquero para definir cruzado.

A eso jugó Lanús, a armar juego y volver atrás si no se podía. A lo contrario Gimnasia, que no se sonrojó con el pelotazo y trató de romper lo que proponía su rival. Con cada propuesta, el local fue el que más llegó al arco de Martín Arias, aunque Fernando Monetti también tuvo algo de trabajo. Con pocas luces, el suministro apuró el final del primer tiempo que ya jugaba la mitad de los tres de descuento, el partido no cambió su marcha en la segunda parte. Gimnasia se aproximó un poco más, creo situaciones que lo aproximaron -José Luis Gómez sacó un tiro en la línea de Vegetti y el palo lo salvó a Monetti en otra-, pero Lanús sostuvo su ritmo y a fuego lento, siguió cocinando su victoria. Le faltó otro tanto, para no terminar con tanta incertidumbre.

Terminó sin explosión y sufriendo más de lo necesario por no poder cerrarlo. No tuvo la capacidad de lograr otro tanto, que le hubiese permitido terminar sin tanta incertidumbre.





      Embed

      Embed

      Embed



      Embed





Comentarios Facebook