martes 24.01.2017 - Actualizado hace
Policiales
05 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El estremecedor relato de una víctima de “Manuco”

0
Comentarios


Una mujer santafesina contó que también fue atacada por el supuesto asesino de Brenda Arnoletto, la joven que fue violada y estrangulada en Córdoba hace una semana

El estremecedor relato de una víctima de “Manuco”
Foto:

Emanuel Heraclio "Manuco" Retamar, el hombre al que la policía de Pozo del Molle (Córdoba) considera el supuesto asesino de la joven Brenda Arnoletto, de 24 años, tiene antecedentes en ataques de este tipo, inclusive en provincias aledañas, como lo dio a conocer una de sus víctimas.

Una abogada que vive en la ciudad santafesina de Calchaquí le contó al matutino Clarín que hace seis años fue atacada por Retamarcuando salió a correr por la ruta nacional 11, en la ciudad de Vera, a 380 kilómetros al norte de Rosario.

Retamar sorprendió a la mujer –que prefirió el anonimato para aportar este testimonio- por la espalda mientras ella trotaba. "Llevaba auriculares, por eso no me di cuenta de que me seguía. Me puso un cuchillo en el cuello y de refilón vi que tenía un lazo de alambre en el cinturón. Me quise zafar con la mano y me corté los dedos, mientras él me arrastraba hacia los pastizales", dijo en referencia al modus operando del delincuente.

Curiosamente, y al igual que ocurrió con el caso de Brenda, un camionero fue la clave para detener a "Manuco". "Un camionero que estaba a punto de tomar la ruta, y vio que Manuco me seguía, se desvió, agarró el palo que usan para pegarle a las ruedas y me salvó. Manuco salió corriendo", le contó la mujer a un periodista del matutino, y agregó que el conductor la llevó hasta la comisaría para que haga la denuncia y eso permitió la rápida detención de Retamar.

La mujer no podía creer el prontuario de su atacante, que contaba con un procesamiento por abuso sexual simple (2005) y una condena unificada a 8 años y medio de prisión dictada en 2001 por robo calificado, hurto y defraudación en el departamento de Vera.


LEA MÁS:

      Embed

"Cuando tuve que ir a identificar a Manuco en la rueda de reconocimiento me temblaban las piernas. No me atemorizaba su aspecto, era el recuerdo de lo que había vivido y el miedo de que quedara suelto lo que me atormentaba", le contó la mujer al medio.

"Manuco" fue juzgado por este ataque y la justicia lo condenó en 2012 a 5 años de prisión por abuso sexual agravado por el uso de arma en grado de tentativa, pero salió en libertad en junio de 2014 tras haber cumplido con la pena y se mudó a Córdoba donde comenzó a trabajar en un campo de la zona de Trincheras, ubicado en la ruta nacional 158, entre las localidades de Pozo del Molle y Las Varillas.

"Vivía atemorizada, no salía sola a ningún lado, le pedí a la Policía que por favor lo tuvieran vigilado. Estaba afuera y con tiempo libre, eso me daba terror", relató la víctima, que agregó que utilizó las redes sociales para difundir la fotografía de Retamar a fin de advertir a las jóvenes de su ciudad sobre la presencia de este delincuente. Sin embargo, su cruzada no logró sobrepasar las fronteras de su localidad.

"Me da una profunda tristeza lo que sucedió en Pozo del Molle, también el pensar que no es que la Justicia lo liberó sino que él cumplió su condena... Yo creo que ese tipo de personas no se regeneran en la cárcel, no se recuperan ni tienen solución. Espero que, si lo encuentran culpable, no salga nunca más", pidió.

      Embed

Comentarios Facebook